Urnas de votacionDe salir adelante la reforma de la Ley Electoral que plantea en estos momentos el PP, los cambios en el mapa de las alcaldías de la comarca de Valdeorras también se producirían.

Además no se contempla en este análisis la aparición de la formación Podemos, que podría cambiar de forma drástica el arco de concejales en cualquier municipio, algo que seguro que va a ocurrir.

Lo primero es indicar que es lo que quiere esta reforma. Escuetamente lo que se pretende es que la lista más votada sea la que consiga la alcaldía, pero bien porque haya que realizar una segunda vuelta entre las dos fuerzas más votadas si no hubiesen mayorías absolutas o bien por dar la alcaldía de manera directa a los candidatos que aunque no tengan mayoría absoluta si superasen la barrera del 40%, el caso es que más de 1,3 millones de gallegos verían cambiar a sus alcaldes.

Una de las propuestas es que el conseguir más de cinco puntos porcentuales sobre el inmediato rival es ya indicador de mayoría absoluta aunque matemáticamente  no lo sea.

En Valdeorras

En Vilamartín de Valdeorras el PP podría perder en la segunda vuelta en las urnas la alcaldía que ostenta pese a no haber sido el partido más votado.

Vilamartin

A Veiga tendría un problema de otro tipo ya que habría muchos problemas al estar gobernando el PP en la alcaldía pero con una diferencia de menos de 2 puntos porcentuales sobre la siguiente lista.

A Veiga

La rebaja de la consecución de la mayoría al 40% reforzaría como mayorías absolutas otras que ahora están en minorías o bien con apoyos de otros partidos. En este caso estaría A Rúa, que pasaría a ser una mayoría absoluta del PP.

A Rúa