• La Xunta apoya con más de 1,1M€ a once empresas ourensanas para reducir el polvo de sílice y mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores
  • Estos incentivos, que acaparan más del 60% de las ayudas concedidas, movilizarán más de 2,4M€ y favorecerán la aplicación de tecnologías novedosas y la implantación de mejores técnicas para combatir este incidente
  • Esta nueva línea de apoyos nace con dos objetivos: la mejora de la calidad del ambiente y reducir la exposición al polvo de los trabajadores
  • La Consellería de Economía, Emprego e Industria apuesta por el desarrollo de una minería segura y sostenible capaz de crear más valor y empleo para Galicia
  • De los 11 proyectos autorizados en la provincia de Ourense, 9 se van a desarrollar por empresas emplazadas en la comarca de Valdeorras
 

Cantera de pizarra al fondo, en el municipio de Carballeda de Valdeorras

 

La Consellería de Economía, Emprego e Industria acaba de resolver la nueva línea de ayudas activada este año para mejorar las condiciones ambientales y laborales de las explotaciones mineras de la Comunidad gallega. La provincia de Ourense acaparó el 63,3% de las ayudas concedidas, apoyos que suman más de 1,1 millones de euros a once empresas ourensanas del sector para luchar contra la incidencia del polvo minero y que movilizarán más de 2,4 millones de euros.

Esta línea de ayudas nació con el objetivo de favorecer la aplicación de tecnologías novedosas e implantar las mejores técnicas disponibles contra el polvo, teniendo en cuenta su influjo tanto en el entorno como en la salud de los trabajadores. La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, subrayó que estos incentivos demuestran el compromiso con una minería segura y sostenible capaz de generar valor y empleo en la Comunidad y que actualmente representa el 1% del PIB y que genera 5000 empleos.

De los 11 proyectos autorizados en la provincia de Ourense, 9 se van a desarrollar por empresas emplazadas en la comarca de Valdeorras (8 en el ayuntamiento de Carballeda de Valdeorras y 1 en Vilamartín de Valdeorras). Las dos actuaciones restantes se ejecutarán en industrias de Toén y Padrenda. La totalidad de los proyectos prevén inversiones para reducir la exposición al polvo de sílice de los trabajadores, con ayudas de hasta un máximo de 200.000 euros. En la concesión de estas ayudas, se valoraron el tipo de inversión, el grado de exposición del puesto de trabajo, el porcentaje de trabajadores del centro beneficiados con la actuación y el tipo de empresa.

Según Díaz Mouteira, se trata de promover el desarrollo sostenible de este sector que constituye un importante motor económico para las zonas donde se lleva a cabo esta actividad de importante impacto socioeconómico, a nivel de producción industrial y en la actividad exportadora, y en la que la comarca de Valdeorras tiene un papel destacable.

En el conjunto de la Comunidad gallega, al amparo de esta convocatoria, se aprobaron 18 proyectos que recibirán ayudas por un importe de cerca de 1,8 M€ que movilizarán más de 3,7 M€. Además de las 11 empresas ourensanas, resultaron beneficiadas 4 luguesas, 2 pontevedresas y 1 coruñesa. Los incentivos por una parte, se dirigirán a inversiones para la mejora de la calidad del ambiente atmosférico mediante la reducción de emisiones de polvo en las explotaciones mineras activas. El segundo objetivo está destinado a actuaciones para la reducción de la exposición al polvo de los trabajadores, constituyendo la finalidad de la gran mayoría de los proyectos autorizados, un total de 16.