• La respiración, el espectáculo más premiado de la temporada, abre el programa de abono de otoño del Bergidum

La respiración, un texto de Alfredo Sanzol calificado de “joya brillante y divertida”, convertido en uno de los montajes más premiados de la última temporada, abre el próximo 30 de septiembre la temporada de abono de otoño del Teatro Bergidum. La función se incluye en el programa Platea del Ministerio de Cultura.

 

El autor, Alfredo Sanzol, uno de los nombres más brillantes del actual teatro español, fue galardonado con el Premio Max a la mejor autoría por esta obra. Nuria Mencía, unánimemente alabada por su maravilloso trabajo en la función, ha obtenido por ello el Premio Ercilla y el Premio Max a la mejor intérprete femenina. Otra de las integrantes del reparto, Camila Viyuela, hija del actor Pepe Viyuela, fue Premio Ercilla como actriz revelación y estuvo nominada a los premios de la Unión de Actores.

La labor de los intérpretes es una de las claves del éxito de La respiración, coproducida por el Teatro de la Abadía, así como la solidez de una función que “conmueve porque es vitalísima, porque la energía no permite ni un instante de bajón, y es divertida porque su humor no busca la risa sino la verdad”, según ha señalado el crítico Marcos Ordóñez.

Estrenada en su día con Gloria Muñoz en el reparto, el papel lo asumió después Verónica Forqué, que ha abandonado recientemente esta gira tras sufrir una operación que le obliga a guardar tres meses de reposo. La actriz será sustituida por Rosario Pardo, popular por su trabajo en series televisivas como Cuéntame o Doctor Mateo. Completan el reparto José Ramón Iglesias, Pietro Olivera y Martiño Rivas, hijo del escritor y poeta gallego Manuel Rivas.

Escrita en un proceso compartido entre el director y los actores, La respiración cuenta en clave de comedia las alegrías y penas de una mujer separada en trance de recuperar su autoestima y de rehacer su vida. En torno a ella se teje una red de relaciones familiares y afectivas que la ayudarán a encontrar un nuevo equilibrio. Para Marcos Ordóñez, la nueva comedia de Alfredo Sanzol “es una joya brillante y divertidísima con actuaciones sobresalientes”.

Dirigida por el propio Sanzol, la obra ofrece “una trama interesante, un texto inteligente e irónico, una dirección destacable y una comedia con mucho humor encima y mucho dolor debajo, entretenida y reflexiva al mismo tiempo”.