En el último pleno de Vilamartín celebrado hoy mismo viernes día 4, en el cual se acabaron aprobando dos mociones, ha habido cruces dialécticos entre los miembros de los diferentes grupos de la corporación.

Debido al retraso de los miembros del PSOE, que no asistieron finalmente al pleno, este tuvo que comenzar con quince minutos de retraso lo que motivó las declaraciones de la alcaldesa del PP en las cuáles ponía de manifiesto su malestar ante el comportamiento de los ediles socialistas: Deberían preocuparse un poco’.

El hecho que las mociones que se querían presentar, y que se han aprobado finalmente, llevan algún tiempo siendo motivos de encuentros dialécticos entre los diferentes partidos de la Corporación Municipal.

Una de las mociones era para aprobar las gestiones que deben de realizar aquellos propietarios de viviendas con amenaza de derribo. pro la segunda moción hacía referencia a la supresión de los partidos judiciales, dentro de la reforma que está planteando el Ministerio de Justicia dirigido por Alberto Ruíz-Gallardón, tema muy candente en diferentes municipios de la comarca.