Foto: BAZ RATNER / REUTERS

Foto: BAZ RATNER / REUTERS

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha acusado este domingo a Hamás de utilizar a la población civil en la Franja de Gaza como “escudos humanos” y ha dejado claro que no habrá alto el fuego sino que Israel continuará con su ofensiva hasta que consiga restaurar la calma.

“Israel está llevando a cabo una campaña militar vigorosa contra Hamás, la Yihad Islámica y otras organizaciones terroristas en la Franja de Gaza”, ha afirmado Netanyahu al inicio de la reunión del consejo de ministros.