• En la sesión también se abordó un anónimo sobre supuestas irregularidades de técnicos del Consello que éstos ya han trasladado al Juzgado de O Barco para que lo investigue
Los voacales del Consello Regulador durante el pleno

Los voacales del Consello Regulador durante el pleno

 

El Consello  Regulador da Denominación de Orixe Valdeorras  desarrolló un pleno extraordinario durante el que  fueron aprobadas las propuestas del sector crítico, que abandonó la última sesión plenaria –hace una semana-, conformado por  Manuel Fernández Pérez (representante de la cooperativa de O Barco),  Francisco García (representante de la cooperativa de A Rúa), Trinidad Corzo Fernández (representante de la cooperativa de Larouco), Evaristo García Canelas (representante de Unións Agrarias)  y Domingo Fidalgo Gutiérrez (representante de Asaja).

Concretamente,  fue acordada la realización de una auditoría de las cuentas del 2013 al 2015,  la elaboración de un censo del viñedo y  que el Consello Regulador presentará mes a mes las cuentas de la Denominación de Origen apostando así por mayor transparencia. En este sentido, el presidente del Consello Regulador, José Vicente Solarat, djo que “no hay problema en darles el extracto de las cuentas cada mes, si bien tendrán que venir por la sede  cuando quieran pues no vamos a andar con la carpeta de la contabilidad por la calle”. En cuanto a la auditoría, argumentó que “no hay problema, aunque supone un coste económico para el Consello Regulador”.

El censo del viñedo, para el que el Consello Regulador buscará ayuda de la Consellería de  Medio Rural, persigue  conocer con exactitud el rendimiento  por hectárea de los viñedos de la Denominación de Origen, una  propuesta que nació a raíz de las sanciones impuestas a los cooperativistas de O Barco, A Rúa y Larouco.

Además, durante la sesión también fue abordado que circula un anónimo que hace referencia a supuestas  irregularidades en la labor de control del Consello y de bodegas de la Denominación. En este sentido, el presidente del Consello Regulador mostró su malestar en tanto en cuanto aquellos que disientan de la labor del Consello deberían expresarlo libremente sin escudarse detrás de mensajes anónimos.”No me parece bien debatir sobre un anónimo torticero, cobarde, contra técnicos del Consello Regulador,  que ya pusieron el caso en manos del Juzgado de O Barco para que se investigue y averigue de donde procede.  No se le puede dar crédito a un acto tan cobarde y mezquino”.

Precisamente, el pasado 29 de octubre, coincidiendo con la protesta ante el Consello Regulador de los viticultores y cooperativistas sancionados por loa Xunta por exceso de producción, los citados representantes del  sector crítico del Consello abandonaban  el  pleno  porque no se les había facilitado documentación y por no permitírsele la lectura de un escrito, algo que sí se les facilitó en esta sesión plenaria.

No obstante, el sector crítico quiso votar en contra de la aprobación del acta de la sesión anterior, algo en lo que Vicente Solarat no estuvo de acuerdo ya que “por el propio procedimiento administrativo, y por sentido común, si no estás en una sesión, y ellos no estuvieron porque la abandonaron,  lo normal es que te abstengas.  Pero en fin, en el resto de los puntos hubo unanimidad”, explicó José Vicente Solarat.

Pleno del Consello Regulador el pasado 29 de octubre  cuando lo abandonó el sector crítico

Pleno del Consello Regulador el pasado 29 de octubre cuando lo abandonó el sector crítico

 

Solarat también señaló que  “los plenos del Consello Regulador parecen “del Parlamento cuando es un órgano de control cuya función es velar por la Denominación de Origen”, rechazando así que los debates de las sesiones acaben en polémicas infructuosas que tapan el verdadero sentido del Consello Regulador:  una labor constante a favor de la Denominación de Origen Valdeorras.