• El cuerpo estaba hundido en una poza y ahora se investigan las causas del fallecimiento

La Guardia Civil se dirige hacia el río Sil en Arcos

 

El  Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES) de O Barco de Valdeorras localizó el cuerpo sin vida de Carlos Fernando da Fonte Ribeiro, el vecino de O Barco de 42 años que había desaparecido el lunes.

El cuerpo lo encontró un operario del GES en el río Sil, hundido en una poza, a su paso por Arcos, localidad del municipio de Vilamartín.

Al fondo, orilla del río Sil en Arcos en la que se realizaron las labores para sacar el cadáver

 

El operario del GES relata cómo encontró el  cuerpo: ”estuvimos nadando a primera hora de la mañana y no vimos nada. Después, tomamos una piragua, removimos el agua con un palo y ya apareció. No estaba flotando”.

El día anterior hubo una búsqueda incluso buceando que no fructificó.

La Guardia Civil, que también se desplazó hasta el lugar, investiga ahora las causas de la muerte. Una de las líneas de investigación se centra en que era epiléptico y pudo sufrir un ataque mientras pescaba, ya que se desplazaba con frecuencia al citado lugar para practicar la pesca. No obstante, las causas las determinará la investigación.

Entorno del Sil en Arcos, en el momento de la localización del cadáver

 

La mujer del fallecido había denunciado su desaparición el lunes alertando de que precisaba medicación.

El coche del fallecido se encontraba en el entorno natural, a la orilla del río Sil, lugar al que también acudieron familiares de la víctima.

Además, de la Guardia Civil y el GES, también se desplazaron hasta el río Sil en Arcos miembros de Protección Civil, entre ellos el alcalde de Vilamartín, Enrique Álvarez Barreiro; 061 y el correspondiente juez y forense para el levantamiento del cadáver.

Familiares y vecinos en el entorno del Sil en Arcos