• El conductor, de 24 años, dio positivo en el test de drogas y se instruyó atestado como presunto responsable de un delito contra la seguridad vial

Peugeot_307_Guardia_Civil-2La Guardia Civil del subsector de Tráfico de Ourense detectó en la mañana del mates, cuando estaba realizando un control de velocidad en la N-540, un vechículo que circulaba a 172 kilómetros hora en las proximidades de Pitón (A Peroxa). El tramo estaba limitado a 60 kiloómetros hora. El conductor fue identificado como R.M.C, varón de 24 años natural de Amoeiro.

Los agentes de Tráfico detuvieron al vehículo y el conductor mostraba síntomas evidentes de consumo de alcohol, según la Guardia Civil, por lo que se le realizó una prueba que arrojó un resultado positivo en el test de drogas.

Tráfico instruye un atestado en calidad de investigado al joven como presunto responsable de un delito contra la seguridad vial y se le formuló denuncia administrativa por conducir bajo la influencia de sustancias tóxicas.

Para este delito, el Código Penal contempla penas de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de uno o 90 días y, en todo caso, privación de la autorización para conducir de uno a cuatro años.

Desde la Guardia Civil de Tráfico se ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de los conductores, instándoles a “conducir con la mayor prudencia y precaución para evitar accidentes y daños personales”, según la Guardia Civil.