• Así se lo ha notificado la Xunta
  • La Consellería de Cultura y Turismo mantiene su compromiso replanteando una de las líneas de subvenciones que tuvo que ser replanteada a causa de la alerta sanitaria
  • Las entidades beneficiarias: dos mancomunidades, un consorcio y diez ayuntamientos recibirán 5.500€ para reforzar el personal de sus oficinas de turismo, generando empleo y ofreciendo un servicio de calidad

 

La Xunta de Galicia notificó a trece entidades locales de la provincia de Ourense que podrán optar a las ayudas de cerca de 72.000 euros que el Gobierno gallego venía reservando en los últimos años para la contratación de personal durante el verano en el marco de sus habituales líneas de apoyo.

La delegada territorial de la Xunta en Ourense explica que en la provincia contarán con estas ayudas dos mancomunidades, la de municipios de la comarca de Verín y la turística de ayuntamientos de O Carballiño, Ribadavia, Boborás y Leiro; el consorcio Turismo Ribeira Sacra; y los ayuntamientos de Allariz, O Carballiño, Celanova, Nogueira de Ramuín, Monterrei, Parada de Sil, A Pobra de Trives y A Veiga.

Una vez que la línea de subvenciones convocada en febrero por la Xunta de Galicia tuvo que ser paralizada con motivo de la crisis sanitaria de la covid-19, se retoma ahora a través de una nueva fórmula administrativa para cooperar con los ayuntamientos que solicitaron esta ayuda y reforzar el personal de sus oficinas de turismo.

A nivel autonómico podrán beneficiarse los 53 ayuntamientos, municipios turísticos, geodestinos o agrupaciones de ayuntamientos que lo solicitaron. Cada solicitante recibirá 5.500€, lo que supone una inversión total de 291.500 euros que se repartirá por toda la Comunidad, ya que además de los beneficiarios ourensanos, 12 ayuntamientos o entidades municipales pertenecen a la provincia de A Coruña, 14 a la de Lugo y 14 a la de Pontevedra.

Díaz Mouteira indica que con esta medida se busca, en línea con lo previsto en el Plan de Reactivación del sector turístico, fomentar el empleo, así como la colaboración con los ayuntamientos a través de la contratación de personal cualificado y profesionalizado que contribuya a blindar la calidad en la atención turística en el territorio gallego.