La curva de la felicidad

Si alguna vez actuáis en una sala de quince metros cuadrados y veis a gente que se empeña en sacar […]