adifPese a las diferentes reuniones mantenidas al respecto para evitarlos.

Los sindicatos de ambas compañías mantienen la convocatoria de huelga prevista para los próximos días 31 de julio y 1 de agosto de forma ininterrumpida lo que suponen un parón de actividad de 46 horas ininterrumpidas.

No ha habido acuerdo tras las reuniones que han mantenido con las direcciones de las compañías ferroviarias en la jornada del lunes y del martes.

La principal reivindicación de los sindicatos pasa por que las dos compañías ferroviarias contraten personal. Calculan que Adif presenta un déficit de personal de 500 empleados y Renfe de unos 1.400 trabajadores, que “debilitan” a las empresas de cara a la próxima liberalización del sector.