• La Administración gallega facilitó la continuidad de estos negocios familiares con una reducción fiscal que consiguió los 57 millones de euros desde 2010
  • El consejero de Hacienda clausuró hoy la jornada ‘Tiempos de cambio en la empresa familiar: programando los negocios y la sucesión’, organizada por APD
  • Valeriano Martínez recordó que desde 2014 ya está en vigor en Galicia un cambio normativo que facilita la sucesión de las empresas familiares
  • Destacó la reducción del 99% en la base imponible para la transmisión de empresas familiares con el objetivo de que la tributación no sea un impedimento

El conselleiro de Hacienda, Valeriano Martínez destacó ayer que en los últimos cinco años la Xunta facilitó la transmisión intergeneracional de empresas y negocios a 5.120 contribuyentes, a través de una reducción fiscal de más de 57 millones de euros en este período.

El titular de Hacienda clausuró en Santiago de Compostela la jornada ‘Tiempos de cambio en la empresa familiar: programando los negocios y la sucesión’, organizada por la Asociación para el Progreso de lana Dirección (APD). En su intervención, subrayó la importancia que tiene el colectivo de las empresas familiares para el conjunto de la economía y de la sociedad gallegas, y señaló que desde el Gobierno gallego “intentamos ir mejorando cada vez más su entorno legal y fiscal para facilitar la continuidad y el fortalecimiento de todos esos proyectos”.

El consejero de Hacienda clausuró ayer la jornada Tiempos de cambio en lana empresa familiar: programando los negocios y lana sucesión?, organizada por APD Foto: Xoán Crespo

 

En este sentido, recordó que desde 2014 está en vigor a norma autonómica que facilita el acceso a las bonificaciones fiscales en el caso de transmisión de una empresa, de tal manera que el donante y el donatario pueden compaginar los dos la dirección de la misma durante el máximo de un año, favoreciendo así la transición generacional. “La principal ventaja de esta medida es mejorar la planificación de la sucesión de las empresas familiares”, señaló.

A esta medida hay que añadir la reducción en la base imponible del 99% para la transmisión de empresas familiares, es decir, no se tributa por la transmisión, por herencia o donación de empresas o participación en ellas. El objetivo es que la tributación no sea un atranco para la transmisión intergeneracional de los negocios y empresas familiares.

Valeriano Martínez también explicó que, en los últimos seis años, la Administración autonómica concedió aplazamientos en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones por importe de más de 100 millones de euros para aliviar el pago a familias y empresas.

Finalmente, el titular de Hacienda resaltó que siempre “que sea posible, la intención del Gobierno gallego es fijar deducciones orientadas a fomentar la inversión en la Comunidad Autónoma, con la finalidad de impulsar la iniciativa privada para la recuperación económica y el fomento del empleo”.