NeymarEl juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha pedido a Neymar Da Silva los documentos que tenga sobre los pagos que le hizo el Barcelona en relación con las retribuciones variables pactadas, reembolso de gastos o pago directos “motivados por la instalación en España del jugador y su entorno familiar y profesional”.

En un auto, Ruz deja en cambio pendiente su decisión sobre citar como testigo al padre de Neymar para que aporte las facturas de 2013 correspondientes al cobro del 5 % de comisión sobre los ingresos de su hijo y de la sociedad N&N -que cobró 10 millones del Barcelona-.

El juez explica en el escrito que resolverá si citar al padre en función del resultado de la declaración el próximo martes del expresidente del Barcelona Sandro Rosell.

También pide al jugador la fecha exacta en la que el club le debe pagar 900.000 euros en concepto de derechos de imagen por la temporada 2013-2014.

Ruz, que investiga en este caso los delitos de apropiación indebida (del que está imputado Rosell) y delito fiscal (del que está imputado el Barcelona como persona jurídica por un supuesto fraude a Hacienda por el fichaje del brasileño de 9,1 millones), da a Neymar 10 días para presentar todos estos documentos.

Además reclama al Barça información más detallada sobre el desglose de las rentas declaradas y las retenciones ingresadas a Hacienda el pasado 24 de febrero en virtud de la regularización voluntaria extemporánea que hizo el club por importe de 13,5 millones de euros por el fichaje.

El Barça hizo este pago a Hacienda cuatro días después de que Ruz imputara el pasado 20 de febrero al club por delito fiscal, aunque ello no le eximiría del abono de la correspondiente multa si finalmente es condenado.

Requiere asimismo al club que especifique si retuvo el IRPF del pago de 5 millones de euros que hizo al entorno del jugador como indemnización por resolver el contrato de opción de compra del delantero el 30 de enero de 2014.

Finalmente, le pide que especifique quiénes eran los administradores de hecho y de derecho de la entidad en la época de los hechos que se investigan (2011-2013), que aporte los estatutos del club antes de 2013 y el acta de la asamblea general del club celebrada el 5 de octubre de 2013.

En el auto, el juez encarga a expertos informáticos del juzgado que graben el vídeo que aparece en internet de esa asamblea general.

Además de esperar a la declaración el próximo martes de Rosell y del representante legal del club, Antonio Rossich, para decidir si citar al padre de Neymar, el juez también deja para después de esa fecha la citación de nuevos imputados por este caso.

Hasta el momento, el socio del Barcelona Jordi Cases, que provocó la apertura de este procedimiento al presentar la querella contra Rosell, ha pedido la imputación del actual presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, por una presunta “administración desleal”.

Cases no descarta pedir ampliar el procedimiento a la figura del vicepresidente económico Javier Faus, puesto que ambos firmaron diferentes contratos relativos a Neymar.

El contrato de Neymar se firmó en Barcelona el 3 de junio de 2013 entre el jugador y su padre, de un lado, y Rosell y Bartomeu, de otro, pero no entró en vigor hasta el 29 de julio de 2013, pactándose una duración de 5 años.

EFE