• La alerta de la OMS sobre el impacto negativo del glifosato sobre la salud llevó en el último año a distintos grupos políticos y colectivos de la provincia a solicitar que las Administraciones públicas no permitan desbrozar con dicho sistema
Terreno sobre el que se ha limpiado con herbicida

Terreno sobre el que se ha limpiado con herbicida

 

glifosfatoEl uso de herbicidas en los últimos años para la limpieza de cunetas de la red viaria y otros espacios por parte de las Administraciones públicas como la Xunta, la Diputación y los Ayuntamientos genera el rechazo de una parte de los grupos políticos y ecologistas de la provincia de Ourense. La protesta  contra el uso del glifosato que permiten dichas instituciones a las empresas que contratan para limpieza de maleza de zonas públicas se ha materializado en el último año en Ourense, Trives y O Carballiño, entre otras muchas localidades.

Ahora, la polémica se desata en O Barco de Valdeorras, a través del grupo  municipal de Riada Cidadá, que lidera Félix García Yáñez,  pues el grupo de gobierno (PSOE) aprobó recientemente una partida de 27.482 euros para la contratación de labores de roza a dos empresas que limpiarán terrenos municipales, las márgenes de las sendas y caminos de los núcleos de población a través de dicho sistema.

Por otra parte, esgrime Riada Cidadá “dito  traballo tería que ser asumido por os servizos municipais si se tivera unha política de persoal onde primara racionalidade económica. O grupo de goberno optou nos últimos anos pola redución dos postos de traballo co resultado de só dispoñer de catro traballadores asignados ao coidado e mantemento das zonas axardinadas”.

El portavoz, Félix García, argumenta que “as empresas contratadas, para abaratar costos, están a utilizar herbicidas que poñen en risco a saúde dos veciños. Hai que recordar que esta práctica esixe cando menos un protocolo de actuación sometido a control sanitario.  Porque a utilización de produtos espermicidas, onde o glifosato e o compoñente esencial, e a principal causa  da contaminación das fontes e acuíferos de auga potable, da redución dos paxaros insecticidas, e da morte das abellas en amplas zonas do Europa”.

Maleza en torno al enlace con la N-120 en O Barco

Maleza en torno al enlace con la N-120 en O Barco

 

Además, Riada Cidadá  recuerda que el glifosato, que en este momento está en el punto de mira en Europa,  no es neutro para las persoas “xa que foi clasificado como probable axente canceríxeno polo Centro Internacional contra o Cancro (CIC), axencia da Organización Mundial da Saúde (OMS), encargada de inventariar os detonantes  canceríxenos”. Aparecido en los años 70,  cuenta Riada Cidadá, “o seu uso leva aparellado a redución da biodiversidade agrícola e botánica xa que mata sen distinción toda a materia verde como si fose un lanzachamas”.
La  Comisión Europea, después  de proponer volver a homologarlo por 15 años más,  debate ahora autorizarlo sólo para los próximos 18 meses, mientras  estudia acordar su total prohibición para la agricultura en los países de la  Unión Europea.