Refuerzo de la colaboración en materia de prevención de incendios forestales en Ourense

  • La Xunta y la Diputación de Ourense refuerzan su colaboración en materia de prevención de incendios forestales
    • El conselleiro del Medio Rural mantuvo un encuentro de trabajo con el presidente de la Diputación para analizar diversas materias relacionadas con el campo gallego
  • José González agradeció nuevamente esta colaboración institucional y aprovechó la ocasión para ensalzar la intervención de medios municipales en labores de prevención y extinción
  • Dentro del Plan de formación que tiene en marcha a Consellería, una de las medidas se centra en instruir a los trabajadores adscritos a la Administración Local que participan en el operativo de extinción

 

El conselleiro del Medio Rural, José González, mantuvo una reunión de trabajo con el presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, para reforzar la colaboración de ambas entidades en materia de prevención de incendios forestales. Así, se trata de la primera reunión del conselleiro dentro de la ronda de contactos que mantendrá con todas las diputaciones provinciales para abordar la prevención de incendios forestales en la Comunidad.

En este sentido, recordó que la de Ourense fue la única diputación gallega que aceptó colaborar en materia de incendios forestales el pasado año, a pesar de que la normativa reguladora de las Bases de Régimen Local contempla, entre las competencias de las diputaciones, la prevención y extinción de incendios en aquellos ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes.

Por eso, José González agradeció nuevamente esta colaboración institucional y aprovechó la ocasión para ensalzar la intervención de medios municipales en labores de prevención y extinción. Así, manifestó la intención de la Xunta de reforzar la formación de estos profesionales, con el fin de sumar sinergias y reforzar el trabajo conjunto del dispositivo. En este sentido, recordó que dentro del Plan de formación que tiene en marcha a Consellería, una de las medidas se centra en instruir a los trabajadores adscritos a la Administración Local que participan en el operativo de extinción, para que puedan desarrollar sus funciones contando con la adecuada cualificación profesional y coordinados con los medios disponibles a nivel autonómico.

También relativo a la prevención, el conselleiro y el presidente de la Diputación hicieron hincapié en la importancia de seguir financiando conjuntamente la adquisición de tractores y rozadora a los ayuntamientos, para que puedan realizar labores de limpieza de matorral en sus respectivos territorios. En esta línea, el conselleiro matizó que en cuestión de prevención de incendios todas las instituciones tienen deberes y sumando esfuerzos se conseguirá minimizar los efectos de los fuegos en nuestra comunidad.

Así, cabe recordar que la Xunta y la Diputación de Ourense financiaron en el año 2020 la compra de este tipo de maquinaria para la prevención de los fuegos con un total de 900.000 euros, aportados al 50% por cada administración. Gracias a eso, se fomentó el mantenimiento y limpieza de la maleza en las infraestructuras rurales de titularidad municipal y en las masas comunes de las concentraciones parcelarias que son del ayuntamiento, así como la gestión de la biomasa en las redes secundarias de fajas de gestión en terrenos de titularidad municipal o desconocida. Precisamente, la Xunta cedió más de un centenar de tractores a los ayuntamientos gallegos, con el objetivo de ayudarlos a llevar a cabo tareas de prevención de incendios forestales. La iniciativa también benefició mancomunidades y distritos forestales.

Por otro lado, ambos dirigentes abordaron también la posibilidad de renovar el acuerdo entre ambas partes que facilita que la Diputación realice, con su propio parque de maquinaria, tareas de prevención de fuegos, tales como áreas de cortafuegos y mantenimiento de pistas y caminos que atraviesen las zonas de actuaciones de gestión de biomasa. Unos trabajos que guiaría a Consellería de Medio Rural con el objeto de potenciar la prevención frente el fuego.

Recuperación de la tierra agraria

En otro orden de cosas, el titular de Medio Rural y el presidente de la Diputación abordaron la futura Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia, que actualmente está en tramitación en el Parlamento gallego. Así, José González destacó que esta norma recoge el marco general para la gestión de la tierra agroforestal, su ordenación de usos y el fomento de su recuperación, con el fin de poner a producir las tierras ahora abandonadas e infrautilizadas y de aportarle base territorial suficiente la aquellas explotaciones que la precisan, promoviendo la continuidad de las explotaciones y la buena gestión de las tierras que las conforman. Todo esto, matizó el conselleiro, hará posible anticiparse a los fuegos forestales, trabajar por la recuperación demográfica y por el asentamiento en el rural y mejorar, en definitiva, la calidad de vida de la población.

Precisamente sobre los distintos instrumentos de movilización de tierras que recoge esta norma, el conselleiro puso en valor las nueve aldeas modelo aprobadas en la provincia, las cuales buscan recuperar de manera sostenible tierra abandonada alrededor de los núcleos de población creando actividad agroganadera y, por lo tanto, cortafuegos naturales para -nuevamente- anticiparse a los incendios. Precisamente, en las aldeas de Osmo (Cenlle), Infesta (Monterrei), Xacebáns (Quintela de Leirado) y Penedo (Boborás) ya cuentan con ganado porcino celta, cabruno y ovino que mantienen rozadas los entornos de las aldeas.

Del mismo modo, el titular de Medio Rural subrayó el peso de los polígonos agroforestales, que permitirán reestructurar la propiedad y poner a producir áreas de tierra agraria abandonada o infrautilizada y con buena capacidad productiva, por iniciativa de la administración o de particulares. En el caso de la provincia de Ourense, ya están en marcha los de los ayuntamientos de Cualedro y Oímbra, con los que se espera movilizar una amplia superficie para diversas producciones.

Además, el conselleiro trasladó que en la provincia ourensana también se prevén otros cuatro polígonos para la plantación de viñedo, que se localizarán en los ayuntamientos de Carballeda de Avia, A Arnoia, Castrelo de Miño y Leiro, dando así respuesta a la demanda de la Denominación de Origen Ribeiro, en el sentido de impulsar la recuperación de tierras y la ampliación de superficie para el cultivo de viñedo en la comarca.

Asimismo, señaló que están en diferentes fases de identificación y caracterización otros tantos polígonos agroforestales para la producción de viñedo en las otras tres denominaciones de origen gallegas presentes en la provincia, que abarcarían en su conjunto un total de 500 hectáreas.