• El DOG publica hoy la resolución de ayudas para silvicultura y prevención de incendios forestales con 422 beneficiarios
  • Este año el importe total de las aportaciones asciende a 11,2 millones de euros
  • Estas subvenciones permitirán actuar en un total de 6.404,47 hectáreas de territorio forestal gallego

 

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la resolución de las ayudas de la Consellería de Medio Rural para acciones silvícolas de prevención de los daños causados a los bosques por incendios, desastres naturales y para el incremento de la capacidad de adaptación y del valor ambiental de los ecosistemas forestales por importe de 11.246.303,85 euros que llegarán a 422 beneficiarios, en su mayoría comunidades de montes vecinales al contado común.

Esta figura representa el 75% del total y consigue alrededor del 90% tanto del importe aprobado (les corresponden 10,1 millones de euros) cómo de las hectáreas de actuación (con un total de 5.804,34 ha). También recibieron ayudas las asociaciones y agrupaciones de propietarios particulares, cooperativas agrarias, proindivisos, entidades locales, comunidades de bienes, montes de varas, sociedades de fomento forestal (Sofor), otras personas jurídicas y propietarios particulares de manera individual.

Las podas en masas de coníferas son las actuaciones con un mayor importe y hectáreas aprobados (7,3 millones de euros y 4.350,78 hectáreas), lo que supone el 65,6% y el 67,9% en cada caso, seguidas por los tratamientos silvícolas en masas de frondosas (2,8 millones de euros y 1.452,80 hectáreas), que consiguen así el 25,2% y el 22,7%, respectivamente. Por provincias, la que mayor número de beneficiarios acumula es Ourense (con 149, el 35,3% del total), seguida por Lugo (con el 31,3%). También Ourense es el territorio con mayor importe aprobado y más hectáreas de actuación (más de la mitad del total en ambos casos).

Estos fondos cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), en el marco del Programa de desarrollo rural (PDR) de Galicia 2014-2020, permitirán actuar en un total de 6.404,47 hectáreas de territorio forestal gallego. Lo que se pretende con estas aportaciones es tanto prever los fuegos forestales de cara al próximo año, así como poner en valor el monte, a través de trabajos silvícolas y plantaciones de árboles vinculadas al incremento de los valores ecológicos de los bosques.