Mariano RajoyEl PP ha propuesto hoy negociar con el resto de fuerzas políticas cuándo deben asumir las responsabilidades políticas y, en su caso, dejar el cargo, quienes estén inmersos en un proceso judicial y antes de que dicho proceso culmine.

El vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, ha puesto sobre la mesa este nuevo tema para debatir con las demás fuerzas políticas dentro de la agenda de regeneración democrática que quiere dialogar el partido de Mariano Rajoy.

Los populares mantienen su intención de debatir sobre la elección directa de los alcaldes -que gobierne en un municipio la lista más votada- y Floriano ha admitido, en rueda de prensa, que les gustaría abordar esa reforma ya para los próximos comicios, aunque ha reconocido que debe hacerse con consenso porque las “reglas del juego” electorales no pueden modificarse, ha dicho, sin acuerdo.

Por eso ha pedido al partido socialista -que en otros momentos sí estaba de acuerdo con esta idea- y al resto de fuerzas políticas que que no hagan “cálculos electorales” y se presten a hablar de este tema, que en su opinión serviría para mejorar la calidad de la democracia.

La posibilidad de acordar un momento procesal en el que el dirigente político o cargo público asuma sus responsabilidades políticas antes que las judiciales será introducida por el propio Floriano entre los temas a debatir en la escuela de verano del PP, que se celebra del jueves al sábado próximos en El Escorial.

En el PP ven con buenos ojos que dicho momento procesal sea el de la apertura de juicio oral o el momento en que el fiscal acuse formalmente al dirigente político, y no creen que deba hacerse antes, cuando la persona en cuestión es imputada, porque dicha imputación puede levantarse después, explican fuentes de la dirección del partido.

Las mismas fuentes recuerdan por otra parte que la propuesta de elección directa de los alcaldes está en los programas electorales del partido desde 1995, por lo que rechazan oportunismo o conveniencia por el calendario electoral.

“No es una idea nueva, no surge por una coyuntura determinada” ha dicho en la rueda de prensa Carlos Floriano, quien ha recordado que otros partidos también han tenido esta propuesta y por eso no ve lógico que ahora se nieguen a negociarla.

El dirigente popular se ha mostrado convencido de que este cambio sería una “buena señal” para los ciudadanos, y daría fe de la “utilidad de su voto”, para que vean que dicho voto, “no es traicionado por los acuerdos de los despachos”.

El partido está dispuesto a hablar de todas las fórmulas posibles, como la prima por mayoría -que da a la candidatura ganadora, a partir de un porcentaje, el número de concejales suficiente para gobernar-, la segunda vuelta, una combinación de ambas u otros modelos que se puedan poner sobre la mesa, según fuentes populares.

En lo que insiste el PP, como ha recalcado Floriano, es que esta reforma “ayudaría a mejorar la confianza de los ciudadanos en las instituciones”.

El número de aforados o la velocidad a la que se resuelven algunos asuntos judiciales son otras cuestiones que el PP quiere tratar dentro de esta agenda, y que según el vicesecretario de Organización del PP “deben al menos ser reflexionadas, pensadas y desde luego discutidas por las fuerzas políticas”.

Por otro lado, en la rueda de prensa tras el comité de dirección Carlos Floriano ha valorado las medidas económicas aprobadas en el último Consejo de Ministros para favorecer la creación de empleo, como la reducción de retenciones para los autónomos que menos facturan o la reducción de cuotas a la Seguridad Social en la contratación de jóvenes.

Medidas que, ha subrayado, persiguen el principal objetivo del Gobierno de reducir el paro y “mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos”.EFE