Espacio Verificado

Teléfono: 988203358

Dirección: Praza da Torre, 6, 32760, Castro Caldelas, Ourense

Sitio Web

Enviar consulta

Hace más de 600 años, un Rey llamado Alfonso XI, “El Justiciero”, propietario de las tierras de Galicia y Castilla, y de la villa de Castro Caldelas, decide ceder a los caballeros que luchaban a su lado en las batallas, algunas de estas propiedades, para que las defiendan y edifiquen en lugares estratégicos unas torres de vigilancia y control.

Uno de estos caballeros era D. Pedro Fernández de Castro, mayordomo del Rey, al que este cede las tierras de Caldelas y Lemos, muy apreciada tanto por su riqueza económica, vinculada a los monasterios y a los vecinos, como por ser lugares estratégicos para poder dominar todo su territorio desde sus torres.

Este caballero, el  Señor de Lemos, manda construír el castillo en 1.336 en el lugar en el que ya existía una torre. Esta se levanta gracias a los impuestos que se imponen al pueblo. Se comienza por la torre de Homenaje, pues era el lugar donde viven los señores y donde estaban las mazmorras. Después se construye el recinto amurallado que rodea toda la fortificación y otra que rodea toda la villa. Desde principios de la Edad Media la sociedad feudal se encuentra dividida en clases o estamentos:

El pueblo llano (campesinos y artesanos), los encargados del trabajo.Los caballeros o señores, nobles que tienen el poder, luchaban para conquistar territorios, controlaban y defendían las tierras frente a los invasores y frente a otros señores de Galicia o de la propia familia. El pueblo le pagaba los impuestos.

El clero: sacerdotes y monjes, que deben rezar por todos ellos. Con el tiempo se convierten en un referente de la cultura.Despues de que el Sr de Lemos comenzara la fortaleza el Rey pasa a ser propietario do castillo y la villa vuelve a ser realenga para alegría del pueblo.

Unos años más tarde se libra una guerra entre los dous reyes de Galicia: Pedro I y Enrique de Trastámara (futuro Enrique II), de la que este último es vencedor. Sus caballeros entran en la fortaleza Castro Caldelas, apoderándose de ella, expulsando a los señores de Castro.

Esto supone un alivio para el puelbo, pues ahora tiene mas libertad, sin un señor que los controle.La fortaleza pertenece a los señores de Enriquez de castro (Isabel de Castro y Pedro Enriquez). El nuevo rey, Enrique II, ofrece a Isabel de Castro (nieta del señor que construye el castillo) la  posibilidad de recuperar la fortaleza de Castro Caldelas, para ello debe casarse con su sobrino: Pedro Enriquez. Con este matrimonio la familia de Castro pierde poder a favor de la familia Enriquez y pasan a llamarse  “Enriquez de Castro”. Se casan y tienen cinco hijos.

Es su hijo Fradique Enriquez el primero en heredar la fortaleza hasta que lo nombran Duque de Arjona. Despues la fortaleza pasa a manos de otra hija, Beatriz de Castro, que en 1431 hereda el couto y la fortaleza de Castro Caldelas, así como todas las propiedades de la casa de Lemos .

Beatriz de Castro se casa con uno de los caballeros más importantes de Galicia: Pedro Álvarez Osorio. Este libra una batalla con noble hazaña al lado del rey, y en pago por eso lo nombra Conde, cediéndole las Tierras de Caldelas, Lemos y Ponferrada; a condición de que se case con Beatriz. Así se convertirán en los Condes de Lemos.

Los Irmandiños destruyen la fortaleza cansados de los abusos de la nobleza. Es una época en la que los nobles les suben mucho los impuestos al pueblo (campesinos que trabajan la tierra y artesanos gremiales) para poder sufragar los gastos de la construcción y de las guerras en las que luchaban.

Como protesta contra estos abusos las gentes de Galicia se aglutinan en torno a tres nobles, a los que se unen el resto de caballeros pertenecientes a la baja nobleza: son los Irmandiños. Se dedican a percorrer Galicia derribando fortalezas.

Llegan  a Castro Caldelas en 1467. El ataque a la fortaleza y su derribo tenía como pretensión dañar el orgullo de los nobles y limitar su poder. En el interior, defendiendo estaba el hijo de los condes de Lemos. Vosotros la tirasteis y vosotros volvereis a levantarla-Decía el Conde situado en la parte alta del castillo, una vez aplacada la Revuelta.

A raíz de los enfrentamientos el conde vuelve a subir los impuestos y obliga al pueblo a levantar la fortaleza. Los escudos de los condes esconden un mensaje de amor, pues pese a ser un matrimonio de conveniencia, Pedro amaba a Beatriz. Lo demuestra un poema que le escribió: “estoy triste cuando os miro, penoso cuando no os veo; mirandoos mientras suspiro; no viendoos, siempre os deseo”.

La heráldica de la puerta principal pertenece a estes nombres: El de la izquierda es de Beatriz: los seis roeles de los Castro y el castillo y el león rampante de los Enriquez. El de la derecha es de los Osorios, los lobos. El escudo de la izquierda es el primero que se lee, el mas importante, es el de Beatriz; su marido permitió que esto fuese así por un gesto de amor hacia ella, único Galicia.

Los escudos se colocan cuando se termina de construír la fortaleza, en 1460, como se recoge en la inscripción de la puerta de carruajes. Las gentes de Caldelas luchan por su libertad.

Los vecinos de Caldelas denuncian a los condes en la corte de Valladolid en 1523 por los excesivos impuestos. Finalmente, fallan a su favor y se detiene este aumento de gravamen: el pueblo ganó un poco mas de libertad. Durante este Siglo XVI, el castillo abandona su carácter defensivo para crear un palacio, más acorde con la nueva época que esta naciendo: termina la época de luchas nobiliarias, y bajo el reinado de los Reyes Católicos, se camina hacia la Edad Moderna.

En 1777 pasa a manos de la Casa de Alba a quen pertenece hasta nuestros tiempos. En el año 1992 fue cedido al Ayuntamiento. En este tiempo due incendiado por los franceses, a comienzos del siglo XIX, siendo uno de los episodios más importantes de nuestra historia, y así lo refleja nuestro escudo. Posteriormente acaba perdiendo por completo su finalidad defensiva y se convierte en algo semejante a un palacio donde un correjidor se encargaba de recaudar los impuestos y almacenarlos.

Fuente://http://www.castrocaldelas.es