Foto AHMED TIBIEste domingo ha sido liberado el adolescente palestino-estadounidense linchado por policías israelíes por el Tribunal de la Magistratura de Jerusalén. Se le ha puesto en libertad condicional a Tarek Abú Judeir, de 15 años, que el pasado jueves fue linchado por policías israelíes y detenido sin cargos desde entonces.

Según indica el diario ‘The Jerusalem Post’, pasará nueve días en arresto domiciliario y se ha abierto una investigación por atentado contra la autoridad. La fianza impuesta, que no ha trascendido, habría sido abonada por el diputado árabe-israelí Ahmed Tibi.

Tarek Abú Judeir, nacido en Tampa (Florida, EEUU), donde reside, se encontraba de vacaciones junto a sus padres en Jerusalén Este para visitar a sus familiares.

El incidente ocurrió en la noche del pasado jueves en el barrio de Shufat de Jerusalén, cuando once palestinos fueron golpeados y detenidos. Según Addameer, el chico no recibió asistencia médica hasta las 1.20 horas (fue detenido en torno a las 20.00 horas), cuando fue ingresado en el Hospital Hadassa. Hasta entonces tampoco pudieron verle sus padres.

Las imágenes de la cara desfigurada del adolescente se han difundido por Internet, así como un vídeo grabado furtivamente en el que se puede ver a dos policías enmascarados golpeando a una persona que yace indefenso en el suelo, supuestamente Judair. El vídeo se puede ver en YouTube (http://youtu.be/HDENWwEDGr4), pero la Policía israelí considera que está editado y lo califica de “sesgado”.

El padre de Tarik, Salé Abú Judeir, ha lamentado lo ocurrido. “Cualquiera que vea el vídeo dirá ‘este niño ha muerto’ por cómo fue golpeado. Haya hecho mi hijo algo ilegal o no, ¿por qué le golpeáis así?”, ha afirmado el padre del adolescente en declaraciones a ‘The Jerusalem Post’.

Salé Abú Judeir ha explicado que su hijo paseaba por el barrio, habitualmente pacífico, cuando los policías, que estaban escondidos, saltaron sobre él.