abanca

 

La Xunta refuerza el programa de realojo de afectados por por procesos de desahucios con viviendas cedidas por las entidades financieras. Así, el Gobierno gallego gestiona ya 170 viviendas cedidas por la SAREB, Abanca y Caja Rural Gallega para destinarlas a alquiler social, preferentemente la afectados por ejecuciones hipotecarias y por impago del alquiler.

Las primeras de estas viviendas fueron adjudicadas en la provincia de A Coruña, dos en Ferrol y Culleredo; y en la provincia de Pontevedra, una en Porriño y siete en Vigo. El director general del Instituto Gallego de Vivenda e Solo (IGVS), Heriberto García; y la delegada territorial de la Xunta en Vigo, María Xosé Bravo Bosch; inspeccionaron hoy una de las viviendas cedidas en Vigo por la SAREB.

Con las adjudicaciones realizadas en estos días, son más las familias afectadas por ejecuciones hipotecarias que se benefician de los programas de la Xunta, que mantiene el compromiso de ofrecer una vivienda a todos los solicitantes que cumplan los requisitos establecidos, empleando inmuebles de promoción pública propiedad del IGVS, cedidos por las entidades financieras o del programa Alquila.

Viviendas cedidas
Un porcentaje muy importante de las viviendas cedidas se encuentran en la provincia de Pontevedra, a más afectada por las ejecuciones hipotecarias. De esta manera, 30 de las 50 viviendas de la SAREB están en esta provincia, junto con 40 de las 100 cedidas por Abanca. En el caso de la Caja Rural Gallega, aun no está completa la lista de los 20 inmuebles a ceder.

Los convenios firmados por el IGVS con las entidades financieras establecen que las mismas cederán el usufructo de las viviendas de su propiedad para que la administración autonómica las dedique a alquiler social, preferentemente para afectados por ejecuciones hipotecarias, impago de alquileres y situaciones de exclusión residencial. El alquiler mensual a pagar por los adjudicatarios de las viviendas estará entre cero y 125 euros, en función de la situación económica de los adjudicatarios y gracias a la subvención del IGVS.

Las viviendas cedidas por la SAREB están emplazadas en 12 ayuntamientos, mientras que las de Abanca se distribuyen por 51 municipios de toda Galicia, aunque en este caso con la flexibilidad de poder incorporar a la lista viviendas en otros ayuntamientos en los que sea necesario atender algún tipo de necesidad.