automatismosLa estación de autobuses de A Rúa necesita una inversión de 6.000 euros para poder arreglar la problemática generada con las puertas correderas de la misma ya que, pese a haber sido reparadas, para que se cierren de forma automática sería necesaria la instalación de un motor que supondría un desembolso de esa cuantía.

Este importe, según comenta el alcalde de la localidad, Avelino García Ferradal, no puede hacerse frente por parte del concello en estos momentos a lo que además añade el regidor que la Xunta se había comprometido a conceder una ayuda pero que esta lleva más de un año pendiente de ser concedida.

Textualmente Avelino García indica que  “falta automatizar el cierre. Estamos esperando la ayuda de la Xunta”.