El director general de Desarrollo Rural, Antonio Crespo

 

El director general de Desarrollo Rural, Antonio Crespo, acompañado del delegado territorial de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, entregaron esta mañana los títulos de la concentración parcelaria de la zona de Sobreganade, en el ayuntamiento ourensano de Porqueira, que supuso la reorganización de más de 849 hectáreas.

El director general destacó que, con la finalización de la concentración parcelaria de Sobreganade, el ayuntamiento de Porqueira tiene algo más del 50% de su superficie concentrada, lo que servirá para impulsar el sector agrario de la zona. También destacó la importancia de que las fincas se trabajen, no solo para un beneficio económico sino también por la prevención del riesgo de incendios. Antonio Crespo señaló que, en caso de que los dueños de las fincas no habían podido trabajarlas ellos mismos, el Banco de Tierras de Galicia es una opción para que los particulares puedan poner en valor sus tierras, garantizando la seguridad de la propiedad y, en el caso de ser arrendada, el cobro de los precios de referencia de la renta; así como la devolución de las hincas en bueno uso agrario.

Con la entrega de estos títulos se ponen fin al proceso concentrador de la propiedad, que redujo las 8.603 parcelas existentes inicialmente a tan sólo 1.479 hincas, pertenecientes a 459 propietarios. Esta reorganización permitió mejorar y modernizar las explotaciones agrícolas, crear y mejorar las vías de comunicación y de acceso a las noticias fincas, ayudar a prevenir los incendios forestales y aumentar el valor de la base territorial.

Los trabajos realizados en la zona concentrada supusieron una inversión de 2,2 millones de euros, de los cuales la mayor parte corresponden a la ejecución de las obras en la red de caminos y al acondicionamiento de las noticias hincas. En este sentido, este proceso concentrador permitió el acondicionamiento de 47,75 kilómetros de la red de caminos.