• El Grupo Parlamentario del BNG presenta una Proposición no de ley para que se restablezca el servicio

El helicóptero de la Base de Vilanova

 

La Base de Vilanova (O Barco de Valdeorras) se queda sin helicóptero. Así lo dio a conocer el departamento de medio rural del sindicato CIG, que afirma que la supresión de este servicio deja al descubierto un Distrito, el Distrito XIII,  con la orografía más complicada de toda Galicia, y con una riqueza ecológica y forestal de un importantísimo valor.

“Tenemos conocimiento que en la Base de Helicóptero de Vilanova del Barco de Valdeorras del Distrito XIII, en la que se invirtieron cientos de miles de euros, se encuentra a día de hoy cerrada, sin helicóptero, estando totalmente desaprovechada para la protección del medio e incumpliendo el objetivo para lo cual fuera concebida”, expone el sindicato.

Además, argumenta que este Distrito XIII tiene lugares de una importancia paisajística económica y forestal enorme, lugares como la Serra do Eixo, con más de 5.000 hectáreas de pino Silvestre; el Parque natural Serra Enciña da Lastra, con una de las escasas concentraciones de encinas de toda Galicia, así como el Teixadal de Casaio (Carballeda), uno de los pocos bosques de tejos existentes en Europa; y también  el Macizo Central y la Ribeiras del Bibei, Xares y Návea.

 “Todos estos entornos naturales, que contarían con una altísima protección en otros lugares de Europa, parecen quedar aquí a su suerte, si nos remitimos a los datos de este distrito en el que a número de fuegos se refiere”, argumenta la CIG.

Además, insiste en que el Distrito XIII es el más complicado en términos de orografía, con temperaturas muy altas, donde la velocidad de propagación de un fuego es elevadísima, con riesgo y peligro muy alto, y, por tanto,  el tiempo de reacción es fundamental para atajar el fuego en su fase inicial, de ahí la importancia de mantener la Base de Vilanova.

La CIG señala que la disposición del helicóptero de Vilanova establecida ya desde el año 1992 por el gobierno de Fraga Iribarne “tenía una razón técnica de ser.

Entendemos que la razón de la construcción de esta base de helicóptero se mantiene en el tiempo y mucho más con la evolución que ha seguido el clima”, añade la CIG.

Por ello, el sindicato tilda de “gravísimo error” la retirada del helicóptero de Vilanova y solicita  a los responsables de la Xunta que repongan el servicio. “Exigimos el retorno inmediato del helicóptero de Vilanova a su ubicación, que es fundamental y altamente operativo”.

 

Iniciativa parlamentaria del BNG

Por su parte, el  Grupo Parlamentario del Bloque Nacionalista Gallego (BNG), a iniciativa de las diputadas y diputados Noa Presas Bergantiños, Ana Belén Pontón Mondelo, Olalla Rodil Fernández, Xosé Luis Rivas Cruz, Montserrat Prado  y Luis Bará Torres, al amparo del dispuesto en el Reglamento de la Cámara, presentó una   Proposición no de ley para su debate en Comisión, relativa a las motivaciones del Gobierno gallego de retirar el helicóptero de incendios de O Barco de Valdeorras de la base de Vilanova.

El BNG recuerda que la  la provincia de Ourense en  2016 concentró más de la mitad de las 22.000 hectáreas ardidas en el total y que concentró la mitad de los

grandes incendios forestales superiores a 500 hectáreas. “El oriente ourensano es una de las zonas más castigadas en los últimos años y la respuesta de la Xunta es precarizar más a los trabajadores y recortar los ya insuficientes medios”.

La proposición no de ley para su debate en comisión insta a la Xunta a “rectificar su decisión de retirar el helicóptero de incendios de O Barco de Valdeorras

de la base de Vilanova y a llevar a cabo todas las gestiones posibles para que sea posible su mantenimiento en condiciones idóneas de funcionamiento”.

Además, insta a la Xunta a “elaborar un informe sobre las condiciones y actuaciones llevadas a cabo en la base de Vilanova para garantizar su operatividad y las razones para decidir la retirada de este medio aéreo”.  Y arugmenta que el informe debe ser enviado y presentado tanto a los trabajadores y trabajadoras de los dispositivos de prevención y extinción de incendio como a la comisión correspondiente del Parlamento.