Foto: Europapress

Foto: Europapress

 

Si ayer fue José Luis Baltar el que indicaba que pensaba que la forma de contratación no debía de hacerse pública, luego obraba de forma correcta, e indicó que los jefes de servicio eran los que tenían la culpa ya que nunca le habían avisado de ello, hoy estos han declarado en el juicio abierto contra el expresidente de la Diputación de Ourense justamente lo contrario.

Además, señalan a Baltar directamente como el responsable directo de este tipo de contrataciones y, en concreto, de las 104 personas contratadas en el año 2010 que son el motivo por el cual está sentado en el banquillo por un presunto caso de prevaricación.

En esta segunda jornada del juicio ocho responsables de servicios como Vías y Obras, Teatro Principal o Pazo de Deportes, han prestado declaración y todos negaron ser ellos los que designaban a las personas para los contratos temporales que hacía la institución, lo cual supone un testimonio completamente contrario a lo indicado ayer en la primera jornada por José Luis Baltar.

Durante las 6 horas que duraron las declaraciones ninguno admitió haber participado en la selección de personas concretas, salvo la opinión que dieron dos o tres sobre algunos de los que ya habían trabajado en la Diputación, contrariamente a lo dicho por Baltar, que atribuyó a jefes de servicio y personal esa selección.