Escudo de FaberoRamón Cerezales, alcalde del municipio berciano de Fabero, acudirá como imputado el día 17 de octubre al Juzgado 7 de Ponferrada tras observar el fiscal indicios de delito penal por desactivar un expediente sancionador municipal que estaba en marcha.

La Fiscalía de Ponferrada ha decretado que los juzgados investiguen al actual alcalde de Fabero, Ramón Cerezales (PP), como imputado por la presunta comisión de delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio por permitir, aprovechándose de su cargo, que la empresa de su propia mujer ejecutara una obra ilegal, paralizando incluso el expediente sancionador abierto por el Ayuntamiento con la anterior Corporación.

El fiscal jefe de Ponferrada, Jacinto Fernández Villalvilla, con todas las pruebas aportadas en su día por el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Fabero, ha decidido formular denuncia contra Cerezales y trasladar el caso a los Juzgados de Ponferrada para que instruya el caso, llamándole a declarar como una de las muchas diligencias de investigación que propone. Esta declaración se producirá el viernes 19 de septiembre a las 11.00 horas.

La Fiscalía observa indicios de uno a varios presuntos delitos por parte del actual regidor cuando al poco de acceder a la Alcaldía en 2011 paralizó el expediente sancionador y de paralización de obra abierto contra la empresa Pirober 39 SL, cuya administradora era su mujer.

El fiscal asegura que “se aprecian hechos que pudieran tener significación penal”, dando por bueno que Cerezales habría presuntamente beneficiado a su esposa al permitir que Pirober 39 ejecutara más obras de las autorizadas en la licencia urbanística inicial, en concreto “una piscina y una edificación auxiliar carentes de licencia urbanística, determinándose que dichas obras (que por supuesto se hicieron) no son legalizables”.

El fiscal en su decreto ve indicios suficientes de que “una vez que se produce el cambio político en el Ayuntamiento (que situó a Cerezales en la Alcaldía) se observaría una absoluta paralización de la actuación legalmente exigible, dirigida tanto a la sanción por infracción urbanística como a la restauración de la legalidad”.

Jacinto Fernández recomienda, además de tomar declaración como imputado al alcalde del PP, un informe técnico ajeno al Ayuntamiento de Fabero sobre las construcciones realmente ejecutadas en la finca de la calle Santa Bárbara, 4, de Fabero, entre otras muchas diligencias.