• La Xunta publicó las normas y protocolos que deben cumplir los mercados de ganado que pueden volver a celebrarse desde hoy
  • El DOG establece las instrucciones pertinentes de la Consellería de Medio Rural, después de que el Centro de Coordinación Operativa de la emergencia sanitaria acordara levantar la suspensión de este tipo de ferias
  • Así, solo podrán participar en ellas las personas acreditadas para la compraventa de ganado y su transporte, las cargas y descargas deberán hacerse de manera gradual y las entradas a las oficinas veterinarias de forma individual
  • Los usuarios deberán portar mascarilla y mantener las distancias de seguridad, mientras el recinto tendrá que instalar mamparas o habilitar distintos puntos de entrada y salida a ser posible, para evitar el contacto entre personas

 

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer la resolución que levanta la suspensión de la celebración de los mercados de ganado en todo el territorio gallego, al tiempo que establece los requisitos y protocolos de seguridad que deberán cumplir durante el estado de alarma, a mayores de la normativa de sanidad animal y de las competencias que correspondan a los ayuntamientos.

La Consellería de Medio Rural establece las instrucciones pertinentes después de que el Centro de Coordinación Operativa de la emergencia sanitaria acordase el levantamiento de la suspensión de celebración de este tipo de ferias, teniendo en cuenta la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional en aplicación de la fase 1 del Plan de desescalada, que llevó a la reapertura en Galicia de los establecimientos comerciales minoristas o de los mercados al aire libre.

Así, en los mercados ganaderos que se celebren durante el estado de alarma sólo podrán participar las personas que vayan a efectuar operaciones de compraventa o transporte. Para acreditarse, los operadores comerciales presentarán el correspondiente carné, los transportistas la autorización administrativa pertinente, y los ganaderos el documento de cualificación sanitaria de su explotación, el libro de explotación o cualquier otro documento que identifique su actividad. A estos efectos, la entidad organizadora de la feria deberá realizar un control en la entrada principal del recinto, en el horario que se establezca, no permitiéndose el acceso a las instalaciones con posterioridad a ese horario.

Para evitar la confluencia de personas, la resolución fija que las operaciones de carga y descarga de ganado se deberán realizar de manera gradual y que la entrada a las dependencias veterinarias se llevará a cabo de forma individual. La inspección veterinaria del ganado se realizará en las condiciones que establezcan los Servicios Veterinarios Oficiales, a ser posible sin la presencia de usuarios.

A mayores, todos los usuarios del recinto deberán portar mascarilla y mantener una distancia interpersonal de aproximadamente dos metros. En las zonas de acceso y en aquellas con mayor presencia de personas, la entidad organizadora colocará además dispensadores de solución hidroalcólica a disposición de los participantes en el mercado, así como jabón y toallas desechables en los aseos.

Requisitos para los recintos

Siempre que sea posible, para hacer efectivas las transacciones comerciales se habilitará una zona con mesas dotadas de mamparas u otros elementos que aseguren el distanciamiento entre los operadores. También se instalarán en la zona de atención a los usuarios de la oficina veterinaria, para realizar la entrega y recogida de documentación de la manera más aséptica posible.

De existir posibilidad estructural en las dependencias, se habilitarán distintos puntos de entrada y salida para los usuarios, de manera que no exista cruce de personas. Si en el mercado hubiese edificio administrativo, la entidad organizadora regulará su aforo y en las zonas de mayor confluencia incluso definirá sentidos de circulación, diferenciando ambos sentidos mediante elementos bien visibles.

En la medida de lo posible, y siempre que no afecte al bienestar de los animales, durante la celebración del mercado las puertas del recinto permanecerán abiertas, para favorecer la ventilación y evitar el contacto reiterado de las personas con manillas o pomos. Una vez finalizado, la entidad organizadora procederá a limpiar todas las instalaciones, con especial atención a las superficies de contacto frecuente, como los pomos de las puertas, mobiliario, pasamanos, suelos o llaves, así como los amarres, jaulas y restantes instalaciones para albergar el ganado. Para la desinfección, se utilizarán disoluciones de lejía o cualquier otro compuesto virucida autorizado y registrado por el Ministerio de Sanidad. Tras la limpieza, se eliminarán de manera segura tanto los materiales y equipos de protección individual utilizados como los residuos generados.

Las entidades organizadoras que deseen celebrar mercados ganaderos durante el estado de alarma pueden comunicarlo desde mañana a los servicios provinciales correspondientes, señalando las fechas de celebración con el objeto de poder organizar la prestación de los correspondientes servicios veterinarios.

La Dirección General de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias podrá suspender la celebración de las ferias si considera que no se garantizan las medidas sanitarias idóneas.