Silvio_BerlusconiEl fiscal Pasquale Drago ha pedido a un tribunal que juzgue al expresidente italiano Silvio Berlusconi por pagar una suma de 750.000 euros para comprar el silencio de gente que tenía conocimiento de que el exmandatario contrataba a prostitutas en sus fiestas privadas, según han informado fuentes judiciales este viernes.

Drago, un fiscal en la ciudad sureña de Bari, quiere que la corte llame a declarar al líder de centro-derecha y a un cómplice por un supuesto delito de “inducción al falso testimonio” mediante el pago a un empresario local para que no hablase a los investigadores acerca de las prostitutas que acudían a estas fiestas.

Berlusconi ya ha sido condenado por abuso de autoridad y por pagar por tener sexo con una menor, en un juicio que fue celebrado en Milán, conocido como el ‘caso Ruby’, pero él está apelando y la decisión definitiva al respecto podría conocerse la próxima semana.