AvisperoUn vecino de Bodes (Parres), Arsenio Díaz Escandón, de 89 años, falleció este sábado en el Hospital de Cabueñes, a donde había sido trasladado tras ser atacado por un enjambre de avispas cuando paseaba acompañado de un familiar cerca de su casa.

El ataque, que también afectó a otros tres familiares, se produjo cuando su perro descubrió escarbando un enorme avispero.

Los miembros del servicio UVI móvil que acudió al lugar contabilizaron unos 300 picotazos en el cuerpo de este vecino de Bodes que fue trasladado al Hospital de Les Arriondes en estado grave Posteriormente, de allí fue desplazado al Hospital de Cabueñes, en Gijón, donde falleció en torno a las 15.00 horas de este sábado.