• Cerca del 96% de todas las zonas de baño del censo oficial de Galicia obtuvo una clasificación sanitaria excelente o buena durante la temporada 2018
  • El 84,4% obtuvo una clasificación sanitaria excelente la mejor desde que se comenzó a emplear el sistema de cálculo de la clasificación sanitaria actual
  • En el censo de la temporada 2018 figuran un total de 489 zonas de baño con 507 puntos de muestreo que se encuentran en 115 ayuntamientos

 

La Dirección General de Salud Pública de la Consellería de Sanidad publicó recientemente el informe final sobre el Programa de vigilancia sanitaria de las zonas de baño 2018. En Galicia, las zonas de baño con calificación excelente o buena suponen el 95,9% de todas las zonas de baño que forman parte del censo.

Así, de los 507 puntos de muestreo de las zonas de baño incluidas en el censo oficial, el 84,4% obtuvo una clasificación sanitaria excelente. Se trata de la mejor clasificación desde 2011, cuando se situó en el 70,7%, y que es el año en el que se comenzó a emplear el sistema de cálculo de la clasificación sanitaria actual adaptado a la normativa europea. Durante 2018, el 11,4 % de las zonas de baño obtuvieron una clasificación buena y el 2,6 % una clasificación suficiente. En esta temporada solo ocho zonas obtuvieron una clasificación sanitaria insuficiente. Este dato indica que para la temporada 2019 solo en el 1,6% de los puntos de muestreo analizados se deberá prohibir el baño o recomendar no hacerlo, frente al 2,4% de la temporada anterior.

En general, se observa una tendencia a la mejora en la calidad de las aguas de baño temporada a temporada al aumentar el porcentaje de playas con clasificación sanitaria excelente y disminuir aquellas con clasificación sanitaria insuficiente.

La Consellería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, ejecuta el Programa de vigilancia sanitaria de las zonas de baño. Cada temporada, se elabora un censo oficial de zonas de baño. En el censo de la temporada 2018 figuran un total de 489 zonas de baño con 507 puntos de muestreo que se encuentran en 115 ayuntamientos. En total, se recibieron 5.408 muestras de agua.

Esta vigilancia es importante porque el uso recreativo de las aguas de baño puede tener peligros y riesgos para la salud de los usuarios. La contaminación bacteriana puede provocar gastroenteritis o enfermedades respiratorias en las personas que se bañen en aguas contaminadas. Aunque estas enfermedades raramente son graves, el número de personas expuestas puede ser elevado debido a la importante tradición que existe en Galicia en el uso de las aguas de baño.
La vigilancia sanitaria se realizó en el 100% de los puntos de muestreo censados y se realizaron el 100% de los controles programados. Todos los episodios de contaminación fueron comunicados a los ayuntamientos implicados.

Galicia es la comunidad autónoma española con mayor número de puntos de muestreo censado, con un 23% del total de España, seguida de Andalucía y Cataluña. Las playas gallegas representan el 2,3% de las zonas de baño de la Unión Europea.

Desarrollo del programa

La temporada de baño se establece, con carácter general, desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre de cada año. La vigilancia sanitaria de las zonas de baño se establece mediante el muestreo periódico del agua de las zonas de baño incluidas en el censo. Se recogen en total 10 muestras de cada zona de baño, una antes del inicio de la temporada y las nueve restantes a lo largo de esta con una periodicidad aproximadamente quincenal.

En las muestras de agua se analizan los parámetros microbiológicos enterococos intestinales y Escherichia coli. Al final de la temporada, con los resultados obtenidos se calculó la clasificación sanitaria de cada zona de baño mediante el sistema descrito en la Directiva 2006/7/CE. También se lleva a cabo, en coordinación con las administraciones competentes, la gestión del riesgo para la salud derivado de la exposición a las cianobacterias y a sus toxinas en los embalses con zonas de baño.

Desde el inicio de la temporada, se informó de la clasificación sanitaria de las aguas de baño y de los resultados microbiológicos obtenidos en los muestreos en la página web de la Dirección General de Salud Pública y en el mapa de zonas de baño de Galicia. Al final de la temporada, los resultados microbiológicos fueron introducidos en el Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño (Náyade), que puede consultar toda la población a través del acceso al ciudadano. Una vez calculada la clasificación sanitaria final de cada zona de baño, se publica también en la página web de la dirección general. De este modo, se facilita que todos los usuarios y usuarias de las zonas de baño tengan información suficiente y fácilmente disponible sobre la calidad de las aguas de baño.

En el caso de aguas con clasificación sanitaria insuficiente, la autoridad competente velará para que se adopten medidas que incluirán la prohibición del baño o la recomendación de abstenerse de este para evitar la exposición de los bañistas a la contaminación. También deberían determinarse las causas y motivos por los que no se consigue clasificación suficiente y adoptar las actuaciones idóneas para prevenir, reducir o eliminar las causas de contaminación, además de la comunicación a la población de esta información.

Los ayuntamientos deben fomentar urgentemente el establecimiento de actuaciones para mejorar la calidad del agua de las zonas de baño con clasificación sanitaria insuficiente. Si se establecen estas medidas, la clasificación sanitaria podría cambiar en la siguiente temporada en la que se demuestre que estos cambios mejoraron la calidad del agua de baño.