UELa Comisión Europea (CE) ha anunciado hoy la apertura de una investigación formal sobre una “posible manipulación” de las estadísticas sobre déficit y deuda públicos elaboradas por las autoridades valencianas, referidas a gasto sanitario.

El Gobierno valenciano ha explicado que la investigación se refiere a datos de 2011 y ejercicio anteriores, cuyas facturas se incorporaron al mecanismo extraordinario del Plan de pago a proveedores de julio de 2012, lo que “supuso que afloraran todas” las facturas “no registradas hasta ese momento”.

Fuentes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas han informado en un comunicado de que los datos de gastos sanitarios suministrados por la Comunitat Valenciana corresponden a los años 2008, 2009, 2010 y 2011.

Hacienda señala que fueron las propias autoridades estadísticas españolas las que detectaron en mayo de 2012 la existencia de gastos realizados y erróneamente no notificados por los responsables de la Comunitat Valenciana.

Estos hechos fueron notificados “formalmente y de forma inmediata” por España a los responsables de Eurostat, que realizaron una visita técnica los días 24 y 25 de mayo de 2012, por lo que “no hubo” ningún tipo de “ocultación ni actuación irregular de España, que siguió los procedimientos habituales”, añade.

Según Hacienda, Eurostat “no ha rectificado ningún dato de los que ha proporcionado España en sus notificaciones de Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE) desde abril de 2012, y sí ha confirmado “la calidad y exactitud de los datos comunicados por España”. Por ello, añade, “no procede realizar ninguna rectificación sobre los mismos”.

La Generalitat asegura por su parte que ya ha adoptado las medidas oportunas frente a esa situación; anuncia que colaborará “de la forma más amplia posible para solucionar aquellas dudas” que le puedan surgir a la CE, y pide esperar los resultados de la investigación antes de “llegar a cualquier tipo de conclusión por parte de terceros”.

La portavoz de la CE Emer Traynor ha insistido en rueda de prensa en que esta investigación sobre la declaración de datos “inexactos” en la Comunitat Valenciana no pone en duda la exactitud de las estadísticas nacionales españolas.