• A partir de las 21:00 horas se puede ver en el Teatro Lauro Olmo de O Barco de Valdeorras la primera producción de Chévere tras recibir el Premio Nacional de Teatro

eroski

 

Eroski Paraíso es la producción de Chévere para 2016, la primera después de recibir el Premio Nacional de Teatro. Un espectáculo que explora la memoria colectiva, la deriva vital y la transformación de los afectos dentro de una comunidad de un pequeño pueblo gallego a partir de historias reales recogidas sobre la sala de fiestas O Paraíso, que funcionó en Muros entre 1972 y 1990, convertida ahora en un supermercado Eroski.

Sinopsis

Como otras piezas de la compañía, Eroski Paraíso es el resultado de un proceso de búsqueda de varios meses que luego se concreta en el local de ensayo. En esta ocasión se hizo un trabajo de documentación previo sobre la sala de fiestas Paraíso, que funcionó en Muros entre 1972 y 1990. Allí se conocieron Eva Martínez y Antonio Formoso en 1989, como tantas otras parejas de la zona. Ella tenía 19 años, él 25.

Se casaron al quedar ella embarazada y su hija Alexandra (Álex) nació al año siguiente, justo cuando cerró la Paraíso. Como tantas otras familias, emigraron y anduvieron dando tumbos de un lado a otro, dejando que la vida decidiese por ellos. Veinticinco años después, encontramos a Eva de vuelta en Muros cuidando de su padre y trabajando en el supermercado que abrieron en el mismo local que ocupaba la sala de fiestas. Antonio sigue en Canarias. Álex acaba de terminar un máster de cine en Barcelona y viaja a Muros para hacer su primer documental. Una película sobre sus padres, sobre la distancia que sus vidas abrieron entre aquel paraíso y este supermercado, un retrato del desarraigo vital de toda una generación.

Eroski Paraíso es el título que le puso a su película. Y esta obra es una invitación para asistir a una de las sesiones de rodaje.

 

¿De qué habla Eroski Paraíso?

La promesa del paraíso social

Eroski Paraíso es un proyecto escénico construido sobre la promesa de un paraíso social hecha por un Estado de Bienestar que ahora se desmorona. El paraíso prometido era en realidad un gran hipermercado. Éste es el retrato de una generación que tuvo todo al alcance de su mano e anduvo por la vida como si anduviese por el pasillo de un supermercado, sometida a las mismas técnicas de márketing que se usan para influir en las decisiones de compra.

El desarraigo

Eroski Paraíso es la historia de alguien que no paró en ningún lado para volver al mismo punto de partida, como si hubiese estado parada exactamente en el mismo lugar mientras todo se transformaba a su alrededor. Una manera como cualquier otra de retratar el desarraigo que arrastró a una parte da nuestra sociedad fuera de su casa, de su paisaje, de su lengua, de sus costumbres, de sus afectos, de su comunidad de origen y de su propia memoria.

Colectivizar la memoria

El teatro es un registro cultural de primera magnitud para documentar la realidad más próxima y ubicarnos como pueblo en un mundo globalizado. El proceso de trabajo de Eroski Paraíso comenzó explorando la memoria colectiva y la afectividad de una pequeña comunidad a partir de las historias reales recogidas sobre una sala de fiestas que se transformó en un supermercado.

La sala de fiestas se llamaba Paraíso y en su lugar ahora hay un supermercado Eroski.

Cine documental

Eroski Paraíso es también una reflexión sobre la posibilidad de documentar la realidad, sobre la distancia entre la ficción y la realidad, entre lo que significa ser uno mismo y actuar como uno mismo. Por eso planeamos la obra como si fuese una película documental, superponiendo en el escenario la mirada cinematográfica y la teatral, reutilizando el lenguaje del cine y los recursos del documental creativo para hacer una obra específicamente teatral.