• Considera que la Xunta está desmantelando los servicios de Sanidad y pone como ejemplo la escasez de medios en A Veiga y O Bolo

Centro de Salud Virxe das Ermitas

 

La Consellería de Sanidade acaba de responder a una iniciativa formulada en el Parlamento de Galicia en el mes de noviembre por los diputados de En Marea David Rodríguez, Paula Verao y Eva Solla sobre la situación de falta de atención sanitaria y de urgencia en los centros de salud de los ayuntamientos que integran el Macizo Central.

“La aséptica respuesta de la Consellería” no convence a “En Marea Macizo Central”, que señala que Feijóo había prometido que “ésta iba a ser la legislatura del rural y está siendo la legislatura de la despoblación, del desmantelamiento y de la destrucción del medio rural”. Ejemplo de ello, argumenta, es que en el Macizo Central  existe una “deficiente atención como se puede observar en los centros de salud o en las urgencias, principalmente los fines de semana o los días festivos, situación derivada de los recortes llevados a cabo por las políticas del Partido Popular”.

En Marea argumenta que no es de recibo que con la dispersión geográfica que caracteriza a esta comarca, y el envejecimiento de la población (mucha de la cual, además, vive sola), se reduzcan servicios sanitarios de cercanías, de modo que ayuntamientos como los de A Veiga y O Bolo tienen que compartir un médico de guardia cada fin de semana para atender las situaciones de urgencia y no disponen de los medios técnicos precisos (ambulancias medicalizadas, etc.).

Desde la Consellería de Sanidade aseguran que en el ayuntamiento de A Veiga el número de tarjetas sanitarias es de 731 y en el ayuntamiento de O Bolo de 806,  de modo que la dotación de recursos humanos en ambos ayuntamientos es de un médico, un enfermero y un PSX para atención ordinaria y fuera de la jornada ordinaria;  y de un médico y un enfermero de guardia localizada para urgencias. También indica la Consellería que la distancia entre ayuntamientos no es excesiva, por lo que aseguran que la atención sanitaria y de urgencias en los centros de salud en ambos ayuntamientos es correcta, estando cubiertas las necesidades asistenciales, empleándose los recursos de manera eficiente.

 En Marea Macizo Central asegura que la Consellería de Sanidade “miente y juega con la salud de la población, al abandonar el rural y basar sus políticas exclusivamente en términos estadísticos y rentables económicamente. Muchas veces las guardias en los ayuntamientos que comenta la Consellería son realizadas por personal del PAC de Viana y de O Barco. En este ámbito las distancias “matan”: un médico no puede atender tres ayuntamientos del Macizo Central (habida cuenta la extensión y distancia entre ellos: en ocasiones el tiempo de reacción sobrepasa los 40 minutos) y prestar la debida asistencia. Esto no es responsabilidad del personal médico”.

En Marea afirma que el rural precisa recursos y garantías de atención, no mentiras, por eso, desde insta a la Consellería de Sanidade a tener en cuenta y llevar a cabo las propuestas presentadas en este sentido por los diputados, que son: la formación de un Grupo de Trabajo para estudiar los defectos en la atención sanitaria de Ourense con el objetivo de paliar estas situaciones de falta de atención, garantizando una atención sanitaria pública, de calidad y cercanía, y unos tiempos acomodados de respuesta; y la elaboración de un Plan Integral de Atención Sanitaria específico para las comarcas rurales gallegas.