• El sindicato lamenta la falta de ayudas por parte de Medio Rural para paliar las pérdidas debido a la sequía

Castaño

 

El sindicato Unións Agrarias lamenta el abandono que siguen sufriendo los más de 3.500 productores de castaña registrados en Galicia por parte de la Consellería de Medio Rural. Después de las gravísimas pérdidas provocadas por las heladas y la sequía en lo que va de año, y que ya superan los 6 millones de euros, desde el departamento de Ánxeles Vázquez, “ni siquiera se atendió las solicitudes de reunión hechas por los representantes de los sector”, argumenta.

En este contexto, para la organización sindical agraria supone “un total despropósito destinar 166.000 euros a un proyecto fallido como el llamado Centro de Desarrollo Agroforestal de Riós, cuando a día de hoy se le siguen negando las ayudas directas a los productores para contrarrestar las pérdidas. Hay que recordar que, una vez realizadas las inversiones previstas para lo que iba a ser un centro de referencia de la castaña a nivel del estatal, tan sólo se concretó una plantación de 100 hectáreas de castaños que ahora está abandonada, esgrime Unións Agrarias.

 Por otra parte, explica que no se entiende que este tipo de aportaciones económicas por parte de la Xunta se hagan al margen de la Indicación Xeográfica Protexida Castaña de Galicia y del sector productor gallego, que está repartido por  200 ayuntamientos.

Parece pues un acto más de propaganda de Medio Rural –añade Unións Agrarias- para tapar su total inoperancia en la gestión de la delicada situación que está atravesando el sector primario.

Unións Agrarias, a través de los vocales que tiene en la IXP Castaña de Galicia, va a solicitar al pleno del órgano rector que reclame de la Xunta de Galicia toda la información en la que se basó la decisión de inyectar fondos públicos en un proyecto que lleva muchos años parado y del que no se extrajo rendimiento alguno para el sector.