PSOE  

Según el comunicado emitido por el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de fabero, se ha reclamado sin éxito desde hace meses el informe sobre morosidad, que debe presentarse al Ministerio de Hacienda y a todos los grupos políticos.

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Fabero acusa al alcalde, Ramón Cerezales (PP), de ocultar desde hace meses premeditadamente información de obligatorio conocimiento, algo que “si no es dejadez, es abiertamente una irresponsabilidad”.

La portavoz del PSOE municipal, Mª Paz Martínez, explica que su grupo ha solicitado “muchas veces, primer verbalmente y también por escrito” la entrega por parte del equipo de gobierno del informe de cumplimiento del Ayuntamiento del decreto 8/2003 referente a Medidas Urgentes contra la Morosidad de las Administraciones Públicas.

Se trata de un informe que todo Ayuntamiento está obligado a elaborar trimestralmente, así como es obligatorio entregárselo al Ministerio de Hacienda y a los demás grupos políticos. En ese informe, los gobernantes deben dar cuentas de si se cumple el pago a 30 días de las facturas, cuántas exceden ese plazo o cuál es el tiempo medio de pago de las mismas.

“Gravísimos perjuicios”

“Jamás nos han contestado, por más que hemos insistido, incluso en comisión”, lamenta Martínez, lo que “nos hace sospechar si incluso puede haber ocurrido que estén incumpliendo la obligación legal de entregárselo a Hacienda”.

Algo que causaría un “gravísimo perjuicios” a todos los vecinos de Fabero, porque en última instancia el Ministerio podría congelar al Consistorio el pago de los tributos mensuales, dejando al municipio sumido en la asfixia económica.

Por eso, el PSOE lamenta “una gestión del alcalde que es oscurantista y peligrosa”, tanto o más que decidir no presentar este año el presupuesto municipal, como denunció el grupo socialista hace poco más de una semana, considerándolo como “una estafa política a nuestros vecinos”, siendo además la primera vez que Fabero no tendrá presupuestos anuales desde la reinstauración de la Democracia.