Gelabert V.O

 

Cesc Gelabert, uno de los coreógrafos y bailarines más influyentes de la danza en España, ofrecerá en el Bergidum Cesc Gelabert V.O. +, un espectáculo integrado por tres solos y la interpretación de piezas antiguas revisadas para esta ocasión, con el que obtuvo el Premio Butaca al mejor espectáculo de danza en 2012. La función es el sábado, 11 de octubre, a las 21 horas, dentro de la programación del Plan Platea del Ministerio de Cultura

Gelabert, que abandonó la arquitectura para dedicarse a la danza, mantiene desde 1985 su compañía en estrecha colaboración con la bailarina Lydia Azzopardi. En su ya larga trayectoria ha recibido los más importes premios del sector, entre otros la Medalla de Oro al Mérito en las Artes Escénicas y el Premio Nacional de Danza que concede el Ministerio de Cultura, el Premio Max de las Artes Escénicas al Mejor Coreógrafo y al Mejor Intérprete Masculino de Danza (2004 y 2005) y el The Herald 2004 Angel Award del Festival Internacional de Edimburgo, entre otros.

En Cesc Gelabert V.O.+ se ofrece una propuesta retrospectiva en la que el bailarín introduce las diferentes piezas con breves comentarios, ya sean referencias de la obra o personales, explicaciones sobre su significado o ideas generales sobre la danza, anécdotas o comentarios del momento. Con esta propuesta, Gelabert regresa al corazón, al núcleo, al alambique de su creatividad, a la esencia de su movimiento y de su presencia. “Tradición y modernidad, vitalidad y madurez se entremezclan en su intelectual baile, no escaso de pasión”, ha dicho la crítica sobre este trabajo.

El espectáculo incluye piezas antiguas, como la sección de Mompou de Preludis (2002), Al Capone (1982) con música de Prince Buster All Stars, Lágrimas Negras (2003) con música de Miguel Matamoros, Fanny Valentine de 2005 con música de Richard Rodgers y Lorenz Hart y otros que podrán variar según los días o las circunstancias. Las tres piezas nuevas, que cuentan con música original de Borja Ramos son V.O.+1, una aparición y una fantasía que tiene en el vestuario un elemento clave; V.O.+2, una travesía por diferentes calidades de movimiento y de interpretación y V.O.+3, un homenaje que Gelabert dedica al coreógrafo Gerhard Bohner, de quien ha bailado varias obras en todo el mundo.