Mato destaca la labor de los bancos de alimentos para apoyar y asistir a los colectivos en riesgo de exclusión social.

  • La conselleira de Trabajo y Bienestar, Beatriz Mato, participó hoy en Santiago en la reunión anual de la Federación estatal de bancos de alimentos
  • La Consellería mantiene un convenio nominativo con la Federación gallega que este año cuenta con un incremento del 20% en el presupuesto, hasta los 60.000 euros
  • Además, la Xunta, la FEGAMP y Banco de Alimentos firmaron un acuerdo para dar cobertura durante la época estival la aquellas familias en situación de especial vulnerabilidad con menores a cargo, que supuso lo reparto de 23.000 kilos de comida en 20 ayuntamientos, para beneficiar a 153 familias y 557 personas
  • La conselleira indicó que la Orden de inclusión para entidades volvió a ampliar su cuantía en 2015 hasta los 5,2 millones de euros, es decir, un 40% más que en 2014
  • Beatriz Mato se refirió a la atención a los refugiados, indicó que Galicia cuenta ya con decenas de instalaciones en las que podría dárseles acogida, y destacó la importancia de la coordinación para “sumar esfuerzos, optimizar recursos y dar una respuesta real tanto la corto como a largo plazo la esta tragedia”

La Consellería de Trabajo y Bienestar, Beatriz Mato, destacó hoy la labor de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) para apoyar y asistir a los colectivos en riesgo de exclusión social que, a su juicio, “son un ejemplo de gestión y aprovechamiento de la colaboración solidaria y desinteresada de los ciudadanos”.

Beatriz Mato participó hoy en Santiago en la reunión anual de la Federación estatal de bancos de alimentos y, en su intervención, se refirió a la estrecha colaboración con la Federación gallega. En primer lugar, a través del convenio de colaboración nominativo que existe desde 2013 y que, este año, cuenta con un incremento del 20% en el presupuesto, hasta los 60.000 euros, “para el reparto de alimentos a entidades benéficas para que personas sin recursos puedan cubrir sus necesidades alimenticias básicas”.

Foto: http://valdeorrasdecerca.blogspot.com.es/

Foto: http://valdeorrasdecerca.blogspot.com.es/

Además, la Xunta, la FEGAMP y Banco de Alimentos cuentan con un acuerdo a tres bandas para dar cobertura durante la época estival la aquellas familias en situación de especial vulnerabilidad con menores a cargo. En este sentido, el Banco de Alimentos repartió 23.000 kilos de comida en 20 ayuntamientos de Galicia este verano, para beneficiar a 153 familias y 557 personas.

Asimismo, la conselleira indicó que la Orden de inclusión para entidades volvió a ampliar su cuantía en 2015 hasta los 5,2 millones de euros, es decir, un 40% más que en 2014. Mato recordó que en “tres años a Consellería logró incrementar en un 80% la partida destinada la entidades de inclusión social”, además de que, “por tercer ejercicio consecutivo, se garantiza que todos los comedores, albergues y centros de acogida autorizados reciban subvención”.

Por otro lado, la responsable de Bienestar apuntó que la Estrategia ‘de Inclusión Social de Galicia 2014-2020′ cuenta con 520 millones para los seis años y un total de 300 medidas que pretenden aportar “una clara perspectiva integral en la lucha contra las situaciones de exclusión y pobreza”.

En este marco se diseñó el Plan de lucha contra la desigualdad económica, con 23 medidas concretas que pretende “llegar a todos los colectivos en situación de vulnerabilidad o riesgo de pobreza, con prioridad para las familias con menores a cargo” para cubrir sus necesidades en materia de sanidad, vivienda y educación. Algunas de sus medidas son el cheque escolar para la adquisición de material, el tique eléctrico social, el bono alquiler o la bonificación de medicamentos.

Por último, Beatriz Mato se refirió a la atención a los refugiados e indicó que Galicia cuenta ya con decenas de instalaciones autonómicas, de entidades locales y de ONGS en las que podría darse acogida a refugiados. En este sentido, destacó la importancia de la coordinación y la capacidad de trabajar unidos para “sumar esfuerzos, optimizar recursos y dar una respuesta sensata y real tanto a corto como a largo plazo a esta tragedia”.

Así, Mato relató que este proceso cuenta con dos fases: acogida e integración. Por “eso desde uno primero momento quisimos contar con todos, especialmente con las ONG, para, con sus aportaciones, las de las entidades locales y las de la Xunta, desarrollar un plan integral que permita a Galicia dar una respuesta seria y coordinada”.