• El tráfico se realizaba a mediana escala con siete puntos de venta en Ourense y Vigo y la operación sigue abierta

Droga y efectivos incautados

 

La Guardia Civil acaba de desarticular una organización criminal de ámbito nacional dedicada al tráfico de drogas. La “Operación  Justel-Casablanca se llevó a cabo conjuntamente por Equipo de Delincuencia Organizada y Antirdroga (EDOA) de la Guardia Civil de Ourense, Grupo de Estupefacientes de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Ourense y la Agencia Tributaria.

 La operación se inició el pasado mes de febrero, tras tener conocimiento de  posibles implicaciones de personas de nacionalidad marroquí, con residencia en Ourense, que formaban parte de una organización criminal, dedicada a introducir hachís, en el territorio nacional desde Marruecos, dando como resultado la detención de siete personas y la incautación de drogas, armas, teléfonos móviles, útiles para la manipulación de drogas y dinero en efectivo.

El “modus operandi” consistía en introducir la droga en España y almacenarla temporalmente en Cádiz y Málaga, para posteriormente  trasladarla a Ourense y Vigo, en vehículos  (que habían sido modificados, con dobles fondos, para ocultar la droga. Utilizaban los conductos del aire acondicionado, los huecos de los airbag y los tapizados interiores), para su posterior distribución en siete puntos de venta en Ourense y Vigo.  Con la finalidad de eludir controles policiales, los transportes de droga se realizaban de forma periódica, a determinadas horas y empleando vehículos “lanzadera” que circulaban delante del vehículo que transportaba la droga, para detectar y avisar de la posible presencia policial.

La droga tenía un valor de 172.000 euros

 

El día 22 de junio  se organizó un dispositivo policial conjunto, en las provincias de Málaga y Sevilla, en el que fueron detenidos  los súbditos marroquíes B.O, de 60 años de edad, vecino de Ourense y A.B de 28 años de edad, vecino de Almería (que iban en el vehículo lanzadera) y A.C.G, de 38 años de edad, vecino de Vigo, que conducía el vehículo con dirección a Galicia, y en el que fueron incautados  25 kilos de hachís. De forma simultánea era detenido en Vigo (Pontevedra) el destinatario final de la droga M.P.P, de 42 años de edad, vecino de Vigo (Pontevedra).

Continuando con la explotación de la segunda fase de la operación, el día  27 de junio fueron detenidas otras integrantes del grupo cuyas funciones estaban relacionadas con el almacenamiento y distribución de las sustancias estupefacientes; S.A.A, de 33 años de edad, súbdita paraguaya vecina de Ourense, T.Q.P, de 29 años de edad, vecina de Ourense y S.R.V, de 47 años de edad, vecina de Outomuro (Cartelle).

Tras realizar 5 registros domiciliarios, autorizados por el Juzgado competente, se incautaron las siguientes sustancias y efectos: 250 dosis de cocaína; 28 kilogramos de hachís (2.800 bellotas); 2 pistolas; 1 revólver; 1 pistola eléctrica; 1 chaleco antibalas; 1 grilletes; básculas y útiles para la manipulación y preparación de drogas; 8-600 euros en efectivo; 100 euros en moneda falsa; 16 teléfonos móviles y  2 vehículos.

 Con la explotación de esta operación  se consiguió desarticular una  organización criminal de ámbito nacional, en la cual los principales integrantes residían en Ourense, y al mismo tiempo desmantelar siete puntos de venta de droga al menudeo en Ourense y en Vigo (Pontevedra).

Uno de los marroquíes detenido ( B.O) , era el que se encargaba de las gestiones necesarias para la consecución e introducción de las partidas de hachís (procedentes de Marruecos) en España, droga que almacenaba de forma temporal en una “guardería” ubicada en las proximidades de Antequera (Málaga), para su posterior distribución por todo el territorio nacional.

A todos los detenidos se les imputa un delito contra la salud pública, tráfico de drogas y a S.R.V, además se le imputa un delito de tenencia ilícita de armas.

El precio  aproximado de  la droga incautada alcanza los 172.000 euros. La operación continúa abierta.