CD BarcoEl Centro de Deportes Barco salió decidido a por el partido ante uno de los rivales más en forma de la categoría en estos momentos ya que llevaba seis partidos consecutivos ganando. Dominó desde el inicio pero el juego no era muy fluido y el gol se resistía.

En un par de córners tuvieron sendas ocasiones de abrir el marcador pero la defensa visitante resistía las acometidas e intentaba salir al contraataque.

El Marcón Atlético logró el gol en el minuto treinta en su primer aproximación con peligro en un remate desde el área pequeña, y a partir de ahí y hasta el descanso el Centro de Deportes Barco intentó empatar pero con más corazón que cabeza.

La segunda parte se inició con el Centro de Deportes Barco volcado buscando el gol del empate. La entrada de Adil y Rodri le dio al equipo una última media hora fantástica en la que el equipo gozó de claras ocasiones para empatar pero el gran trabajo solidario del Centro de Deportes Barco no se veía recompensado por culpa de un trío arbitral muy malo.

El Árbitro lucense Alvariño Cruña anuló un gol de chilena de Rodri que ni los jugadores del Marcón Atlético sabían el motivo. El que sí subió al marcador fue el gol de Borja que empataba el partido a falta de cinco minutos.

Hasta el final del partido aún hubo dos ocasiones claras de gol para el Centro de Deportes Barco que pudo ganar perfectamente, al final del partido la afición agradeció el partido realizado tributando una gran ovación al equipo.