Los hechos datan de 2012, cuando J.L. D.S aprovechó la zona no cubierta por las cámaras de seguridad del supermercado para tocar los genitales a tres mujeres.

Entre agosto y septiembre de 2012 y con el mismo ‘modus operandi’ el condenado tocaba los genitales a jóvenes de manera inesperada y en contra de su voluntad en el supermercado de la cadena Eroski de O Barco.

Aunque en principio se reclamaban cuatro años de internamiento para recibir tratamiento, finalmente el Juzgado de lo Penal número 1 de Ourense lo ha condenado a tres de tratamiento médico ambulatorio y al abono de tres mil euros como indemnización por las secuelas.

Foto Archivo

Foto Archivo Eroski O Barco

J.L. D.S reconoció los hechos dando lugar a una sentencia de conformidad tras los acuerdos entre en ministerio fiscal y la defensa. En la condena, se le ha aplicado una eximente de responsabilidad criminal debido a que en la fecha de los abusos, padecía una esquizofrenia paranoide crónica del control de los impulsos.