• El Servicio Gallego de Salud comunicará siempre de manera individual los cambios que afecten a las citas en sus centros sanitarios
  • De no recibirse llamada del Sergas, se mantiene la cita
  • El Sergas promoverá la consulta telefónica en todos los casos posibles y también empleará la atención domiciliaria, tanto a través de visita domiciliaria, y recogida de muestras o la plataforma TELEA
  • Las farmacias podrán dispensar a domicilio medicamentos a las personas usuarias que residan en zonas rurales aisladas o sean dependientes

 

Para garantizar la protección de la población frente al coronavirus y preservar los recursos sanitarios disponibles, el Servicio Gallego de Salud podrá reprogramar las citas con el objeto de hacer frente a las necesidades prioritarias. Tanto las citas de atención primaria y hospitalaria como las pruebas diagnósticas no urgentes podrán ser retrasadas siguiendo criterios clínicos y siempre se comunicarán los cambios de manera individual.

Ante esta situación, la instrucción del Sergas es que cualquier cambio en la cita será comunicado de manera individual y si no se recibe una llamada por parte del Sergas, se mantiene la cita que ya tiene.

Esta actuación está enmarcada en la declaración el pasado 13 de marzo de 2020 de la situación de emergencia sanitaria en Galicia, con la que se activó el Plan Territorial de Emergencias. Estas medidas fueron comunicadas ya a todas las gerencias de áreas sanitarias mediante una instrucción en la que se especifica toda la reordenación asistencial.

¿Qué se suspende y que se mantiene?

En los hospitales podrá ser suspendida o aplazada la actividad quirúrgica programada, salvo aquellas patologías recogidas en el Decreto 105/2017, de 28 de septiembre, por el que se regula el sistema de garantía de tiempos máximos de acceso a las prestaciones sanitarias públicas.

Las consultas y pruebas diagnósticas no preferentes podrán ser suspendidas o aplazadas, y en el caso de las consultas, sustituidas por modalidades de atención no presencial.

Asimismo, el Sergas suspende todos los programas de cribado, sin embargo se realizarán las pruebas diagnósticas derivadas de estos programas en los casos que habían dado positivo. Además, se mantiene el calendario de vacunas infantil.

Implantación de estas medidas

El Sergas promoverá la consulta telefónica en todos los casos posibles para evitar que se acuda a los centros sanitarios, y también empleará los procedimientos que permitan la atención domiciliaria, tanto a través de visita domiciliaria, y recogida de muestras o la plataforma TELEA, de teleseguimiento de pacientes.

Todas las modificaciones realizadas serán comunicadas individualmente a los pacientes citados o programados con anterioridad. Así, se promoverá el contacto con los todos los pacientes que tengan cita próxima y se cambiará a la modalidad telefónica en todas las que sea posible. Esta actuación se realizará de forma progresiva y siguiendo criterios consensuados con los profesionales sanitarios.

Los profesionales de atención primaria y hospitalaria revisarán de manera proactiva con anterioridad a la fecha de la cita con el objetivo de identificar a los pacientes frágiles o más vulnerables. A ser posible, estos pacientes serán atendidos mediante modalidad de atención no presencial (consulta telefónica o teleseguimiento).

Asimismo, se potenciará la contestación directa desde los centros de salud, evitando la entrada de sistemas automáticos, con el objetivo de incrementar la consulta en modalidad no presencial y evitar que los ciudadanos tengan que acudir al centro a solicitar cita. En este sentido, el Sergas establecerá el teletrabajo a todos los profesionales que puedan realizar esta variante.

Novedades con respecto de las oficinas de farmacias

La Consellería de Sanidad activa la medida que permitirá a las farmacias dispensar a domicilio medicamentos a las personas usuarias que residan en zonas rurales aisladas, dependientes y enfermos crónicos independientemente de donde residan.

También se posibilita la entrega de medicación hospitalaria en los domicilios de los pacientes o la posibilidad de que sea un familiar lo que las recoja en el hospital para evitar el desplazamiento de la persona enferma. Esta medida se suma a la activada ya anteriormente de la posibilidad de la dispensación excepcional a través del torno.