• Comunicado de prensa CIG-Saúde Valdeorras

Centro de salud de Viana do Bolo

 

Desde la central sindical CIG-Salud del distrito sanitario de Valdeorras hacen nuevamente pública “nuestra protesta por la despreocupación de los actuales gestores sanitarios hacía la sanidad rural y en este caso concreto a la población de Viana do Bolo y Vilariño de Conso.”

Ayer día 13 de agosto “volvemos a ver cómo en un centro de salud planificado para tres facultativos, (Centro de salud de Viana) en un ayuntamiento extenso y rural con población dispersa, envejecida y con patologías crónicas, además de incrementada por veraneantes y situación de feria local, los gestores de la EOXI se atrevieron a dejar sólo una facultativa para atender toda la actividad programada, las urgencias y la actividad domiciliaria. Desde esta central sindical consideramos inadmisible esta situación de infradotación extrema del centro de salud de Viana, pues no fue ocasionada por una situación imprevista. Consideramos esta decisión como una temeraria práctica de riesgo”.

Por otra parte “tanto este Centro de Salud como lo PAC de Viana y Vilariño sufren retrasos de semanas en el suministro de fármacos, y su material de uso cotidiano (como por ejemplo tensiómetros) está en situación de deterioro importante, reparados con esparadrapos y cosas similares que hacen recordar las tan cacareadas situaciones de penuria de la sanidad venezolana, y son indignas de una sanidad europea para una zona rural en el siglo XXI”.

Desde la CIG-Salud “no permitiremos con nuestro silencio este deterioro sanitario, ni dejaremos de tomar todos los caminos posibles para la recuperación de la sanidad pública universal y de calidad que teníamos”