• Califica de “muy sospechoso el acuerdo que el Ayuntamiento pretende alcanzar con Viaqua”

La concesión de la piscina climatizada de O Barco volverá a salir a concurso. Antes, se realizará la rescisión de contrato con la actual concesionaria, Viaqua. El grupo de gobierno llevará esta cuestión al pleno del 7 de junio. El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) califica de “muy sospechoso” el acuerdo que el Ayuntamiento de O Barco pretende alcanzar con la concesionaria de la piscina, Viaqua cuando quedan 20 meses para expirar la concesión.

 El sindicato pide  al Ayuntamiento del Barco que articulen los mecanismos necesarios que garanticen la subrogación de los nueve puestos de trabajo.

Argumenta el sindicato que “este oscuro acuerdo deja en la calle a todo el personal que actualmente trabaja en la piscina”. CCOO ve inadmisible que por dos meses incluidos, uno de vacaciones(de ser ciertos los plazos del cierre que el propio Ayuntamiento anuncia), no se articulen los mecanismos necesarios que garanticen la subrogación de los nueve puestos de trabajo actuales en la próxima adjudicataria del servicio.
Paralelamente, también resulta sospechoso para CCOO que la empresa esté dispuesta a desembolsar una importante cantidad de dinero que incluye los cánones hasta la finalización de la misma, la penalización por abandono de la prestación e incluso las indemnizaciones de despido de los nueve trabajadores y trabajadoras cuando el final de la misma está previsto para principios del año 2020 y lleva en esta situación de “supuestas pérdidas” desde el año 2010.

CCOO advierte de que el resultado de esta actuación para el Ayuntamiento de O Barco sería muy beneficiosa económicamente ya que le reportaría una importante cantidad de dinero que le permite hacer los arreglos en la piscina o invertirlos para otro fin y recibiría la concesión libre por abandono de Viaqua sin personal para subrogar en la nueva contratación.

CCOO instó al Ayuntamiento a fijar las fechas de la licitación y adjudicación del servicio público de la piscina municipal. El gobierno municipal no adquirió ningún tipo de compromisos antes estas dos cuestiones.

CCOO insta al grupo de gobierno y a la oposición del Ayuntamiento de O Barco a que retomen la negociación de las condiciones de este “sospechoso acuerdo” para que no suponga la pérdida de los puestos de trabajo actuales permitiendo la subrogación de los mismos en la próxima empresa adjudicataria según contempla el Convenio Colectivo Autonómico de Gimnasios y Actividades Deportivas y que, así,  sea verdaderamente satisfactorio para todas las partes, incluida la más débil, en este caso los nueve trabajadores y trabajadoras que ven peligrar su medio de vida en su Ayuntamiento.