Cada vez más gallegos y gallegas perciben la violencia de género como un problema social que compromete a toda la sociedad

    • Se concluye de una encuesta de la Xunta
  • La conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, presentó ayer en Santiago de Compostela el documento elaborado por la Xunta sobre la percepción de la sociedad gallega sobre la violencia de género
  • Lorenzana ponen en valor que Galicia se muestra cada vez más concienciada con esta lacra (80%), ya que con respeto a la encuesta elaborada en 2012, un 10% más de personas (70,4%) considera que es un problema social
  • Señala que la mejor política para combatir esta violencia es la prevención, la concienciación y la sensibilización que, segundo muestra el estudio, está dando resultados

 

La macroencuesta realizada por la Xunta sobre la percepción de la sociedad gallega sobre la violencia de género concluye que el 80% de las personas consultadas lo considera un problema social que compromete a todo el mundo, lo que supone que Galicia está cada vez más concienciada con esta lacra. En 2012, cuando se realizó la última encuesta en este ámbito, un 70,4% consideraba que la violencia de género era una problemática social, un 10% menos que ahora. Así, la conselleira de Empleo e Igualdad, María Jesús Lorenzana, que presentó el documento hoy en Santiago de Compostela, puso en valor este dato y destacó que la mejor política para continuar combatiendo esta lacra es la prevención, la concienciación y la sensibilización que, segundo muestra el informe, está dando resultados.

Lorenzana incidió en que la Administración autonómica seguirá poniendo el acento en medidas dirigidas a toda la sociedad para desmontar roles, ideas y estereotipos que siguen arraigados en el ámbito de la violencia machista. “Las mujeres que sufren este tipo de violencia en Galicia deben saber que no están solas, que existen recursos públicos y una red de profesionales que pueden ayudarlas a encontrar una salida”, añadió.

La macroenquisa se encuadra en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que incluye entre sus ejes de actuación a necesidad de mejorar el conocimiento acerca de este problema como instrumento indispensable para su lucha. Evalúa tres ámbitos: la violencia de género, la violencia sexual como forma de violencia de género y la violencia de género durante el período de confinamiento.

Violencia de género

La medida que la edad disminuye, la violencia de género se percibe, según el estudio, en mayor proporción como un problema social que compromete a toda la sociedad. Así lo manifiestan el 97,4% de las personas encuestadas entre 18 y 29 años. Por otra parte, los delitos vinculados a la violencia de género y que se consideran de mayor gravedad, segundo manifiestan las personas encuestadas, son: lo acoso sexual en el trabajo, la agresión a una mujer dentro de la pareja y la violación. Otro dato que, según la conselleira, hace reflexionar es que el 20% considera actos leves revisar el móvil de la pareja, pedirle que cambie su atuendo o ponerle atrancos para que pase el tiempo con su amistades.

Además, la ciudadanía considera en un 88,3% que la violencia de género puede erradicarse: en un 56,9% que es evitable mediante un cambio global de valores y en un 31,4% que se puede combatir mediante una mejor protección y prevención. Para las personas encuestadas, los principales factores que motivan la violencia de género son los mismos que se consideraron en 2012: problemas psicológicos o mentales de los agresores (88%), el machismo y el sexismo (87%) y el abuso del alcohol o consumo de drogas por parte del agresor (86,9%). Estos resultados, a juicio de Lorenzana, indican la necesidad de continuar reforzando las medidas de concienciación para desmontar estereotipos y falsas creencias en torno a los agresores.

Otras conclusiones del informe señalan que un 85,2% de la población (cinco de cada seis personas) denunciaría un caso de violencia de género se lo había conocido, un dato que mejora a lo largo de los años. En la encuesta de 2005 el porcentaje fue del 76,5% y en la de 2012 del 81,7%.

En cuanto a las iniciativas encaminadas a la protección de las víctimas, el 93% de la ciudadanía considera que la principal medida es, desde la perspectiva institucional, que se incrementen los recursos y el 92,5% que los jueces y juezas tengan una mayor formación y concienciación. Desde la perspectiva civil y social consideran fundamental, para lo 98,8%, que las familias eduquen en igualdad. Por otra parte, los recursos de la Xunta son valorados con “una alta utilidad”, en concreto, los programas de apoyo psicológico, los centros de acogida, el apoyo a la inserción laboral y los programas específicos para víctimas de violencia sexual, así como las ayudas económicas.

Violencia sexual

El segundo de los bloques del estudio se centra en la violencia sexual que desde la aprobación en el 2007 de la Ley gallega para la prevención y tratamiento de la violencia de género se reconoce cómo una forma de violencia de género. El 80% de los encuestados consideran que el origen de la violencia sexual se encuentra en el machismo, en problemas psicológicos o mentales, la falta de autocontrol y el abuso de alcohol y/o drogas. También destacan como motivos la educación sexual deficiente entre la juventud (78,4%) y el aumento en el consumo de pornografía (67,1%). Los hombres tienden a identificar en mayor proporción problemas relacionados con la personalidad del agresor y las mujeres creen en mayor medida que una de las razones principales de este tipo de violencia es el machismo.

El último de los bloques de la encuesta se refiere a la violencia durante el confinamiento originado por la covid-19. El 65,5% considera que se incrementó y entre los factores que pudieron contribuir a su aumento destacan la convivencia con el agresor 24 horas o el aislamiento que pudo dificultar a la víctima pedir ayuda.

Metodología

La encuesta, que supone a continuación de la labor hecha por la Xunta en los años 2005 y 2012, se realizó en julio de forma telefónica a 3.874 personas residentes en Galicia de 18 o más años de edad (55,7% mujeres y el 44,3% hombres). Un 58.4% de los encuestados residen en el rural y el 41,6% restante en áreas urbanas. Este estudio sirve de base para conocer la evolución histórica de las opiniones y actitudes de la población gallega sobre esta *lacra social.

Lorenzana concluyó su intervención haciendo referencia a que esta encuesta sienta las bases “para seguir avanzando en el buen camino”. Los datos reflejan que los servicios, recursos y campañas de concienciación que la Xunta de Galicia lleva años realizando están causando sus efectos en la población gallega. Pero también señaló que esta encuesta constituye “un instrumento muy útil para trabajar con campañas cada vez más dirigidas a los elementos que la sociedad precisa”.

“Hay que luchar por la inserción laboral de las víctimas de violencia. Parte de la población entiende que la causa de la violencia es que las víctimas no pueden salir del entorno donde se encuentran por falta de recursos económicos. Debemos apostar por la inserción laboral y la formación para el empleo”, finalizó.

Se puede acceder a un resumen de la encuesta aqui.