Un total de 88 solicitudes de ayuda para el desarrollo de proyectos de mejora de la calidad de agua de las traídas vecinales

  • Recibidas por la Xunta
  • Se trata de la primera línea de ayudas dirigida a la mejora de los sistemas de abastecimiento gestionados por comunidades de usuarios, con una inversión de 750.000 euros
  • Del total de solicitudes, 79 proceden de la provincia de Pontevedra, 5 de la provincia de A Coruña, 2 de la de Ourense y 2 de la de Lugo
  • Se solicitan ayudas para la mejora de los sistemas de tratamiento del agua, tanto con actuaciones en las infraestructuras de almacenamiento, como en la mejora de los análisis del agua para comprobar su calidad
  • Las ayudas cubrirán el 80% de la financiación de las actuaciones, hasta un máximo de 15.000 euros por proyecto
  • El 30% del importe de la convocatoria, 225.000 euros, se destinarán a la financiación de actuaciones que presenten comunidades de usuarios de hasta 50 miembros y los 525.000 euros restantes, el 70%, a las comunidades de usuarios con más miembros
  • Los sistemas de traídas propios tienen una gran importancia para el abastecimiento del rural gallego, donde se estima que dan servicio a una población de 600.000 personas

 

La Xunta recibió un total de 88 solicitudes de ayuda para la implantación y el desarrollo de proyectos de mejora de la calidad de agua de las traídas vecinales.

Se trata de la primera convocatoria de la línea de ayudas impulsada por la Consellería de Infraestructuras y Movilidad, a través de Augas de Galicia, dirigida a la mejora de los sistemas de abastecimiento gestionados por comunidades de usuarios, a las que se destinará una inversión de 750.000 euros, para los ejercicios 2020 y 2021.

La mayor parte de las solicitudes presentadas proceden de entidades vecinales e individuales de la provincia de Pontevedra que se abastecen mediante sistemas de traída propios, llegando a sumar un total de 79. El resto de las peticiones proceden de comunidades de usuarios de la provincia de A Coruña, un total de 5, y de las provincias de Ourense y Lugo: 2 propuestas allegadas en cada una de ellas.

Las iniciativas presentadas por las comunidades se centran en la implantación o mejora de los sistemas de tratamiento del agua, tanto de mejora de las infraestructuras de almacenamiento que inciden directamente en la mejora de la calidad, como la realización de análisis del agua para comprobar su calidad antes y después de la intervención. Para acceder a los incentivos las comunidades de usuarios deben estar formalmente constituidas y acreditar incumplimientos de parámetros sanitarios de la calidad de las aguas mediante analíticas.

Las ayudas cubrirán el 80% de la financiación de las actuaciones que resulten elegidas, siguiendo los criterios marcados en la convocatoria, con hasta un máximo de 15.000 euros por proyecto. El 20% de la financiación restante deberá ser aportado por la propia comunidad de usuarios que resulten beneficiaria de la subvención, no siendo compatible con otras subvenciones o ayudas.

El 30% del importe de esta convocatoria, es decir, 225.000 euros, se destinarán a la financiación de proyectos de comunidades de usuarios de hasta 50 miembros. Los otros 525.000 euros, el 70% restante, estará dirigido a las actuaciones de comunidades de usuarios con más miembros.

Hace falta señalar el importante papel de las traídas vecinales en el ámbito rural al ser, en muchas ocasiones, la solución más eficiente para abastecer a poblaciones que se encuentran más lejanas. En este sentido, la legislación estatal de aguas les brinda ya un marco legislativo especial, otorgándole carácter de corporaciones de derecho público adscritas y tuteladas por el organismo de cuenca.

En el caso de Galicia, las especiales características poblacionales, con una fuerte dispersión, hace que se haya recurrido de manera habitual a soluciones autónomas para abastecerse de agua potable. De hecho, se estima que unas 600.000 personas en Galicia utilizan pequeños sistemas de abastecimiento propios, ya sean vecinales o individuales.