• Técnicos de la Xunta contactarán con los ayuntamientos beneficiados, que en la provincia de Ourense ascienden a 18, para avanzar en el proceso
  • A Vicepresidencia de la Xunta financiará el 50 por ciento de las actuaciones

Archivo: Incendio en Valdeorras

 
La Xunta de Galicia ha remitido una carta a los ayuntamientos de la provincia de Ourense afectados por la ola de incendios de mediados de octubre para informarlos de la tramitación de los convenios para acceder a las ayudas que la Administración autonómica puso a su disposición para reparar los daños en bienes municipales.
 
Tras una primera valoración, la Administración autonómica inicia ahora el proceso para la tramitación de los convenios con los distintos ayuntamientos beneficiados, que en la provincia de Ourense ascienden a 18. En las próximas fechas, técnicos de la Xunta contactarán con los municipios con el objeto de realizar la comprobación definitiva de los daños y de sus cuantías. Las ayudas serán financiadas al 50% por la Vicepresidencia de la Xunta y precisarán colaboración por parte de otras administraciones.
 
Algunas de las ayudas solicitadas por los ayuntamientos no cumplían los requisitos, ya que los bienes objeto de estudio eran de titularidad privada o se presentaron daños que eran subvencionables por otros departamentos, como la reposición de señalización turística (Secretaría General para el Turismo), de daños en instalaciones deportivas (Secretaría General para el Deporte), trabajos de acondicionamiento de Tecores (Consellería de Medio Ambiente) o recogida y astillado de madera quemada (Consellería de Medio Rural).
 
La Xunta de Galicia habilitó una orden de ayudas menos de una semana después de la ola de fuegos de octubre. Tres meses después del suceso las ayudas más urgentes, las que corresponden a los daños personales y a las familias realojadas, ya fueron abonadas.
El objetivo es avanzar en ese compromiso de agilidad y que todas las ayudas incluidas en la orden estén resueltas en el primero semestre del año, de manera que todos los afectados puedan ser resarcidos por los daños que sufrieron.
 
En total, en las nueve líneas de ayudas, se registraron 1.275 peticiones por valor de 22 millones de euros. El proceso de valoración y estudio determinará cuál es la cifra definitiva de concesión. De todos modos, la propia orden establece la posibilidad de ampliar los créditos establecidos inicialmente de manera provisional para que ninguna persona que cumpla los requisitos quede sin su ayuda.