La Fiscalía Anticorrupción ve indicios de delito en el cobro de dietas y desplazamientos por parte de 44 alcaldes que formaban parte de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC), por lo que ha pedido a la juez que lleva el caso Mercurio que abra diligencias de investigación.

La Federación ya ha destituido a su secretario general y ha reclamado devolver el dinero a los ediles, mientras la investigación contra estos, pertenecientes a casi todos los partidos (PSC, CiU, ICV-EUiA, PPC y ERC), ha sido abierta tras recibir la magistrada un atestado de los Mossos d’Esquadra que dice que existen “suficientes indicios de una práctica irregular y prolongada en el tiempo”.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Sabadell (Barcelona) ha abierto una pieza separada dentro del caso Mercurio para investigar si 44 alcaldes de la Federación de Municipios de Cataluña han cobrado sobresueldos mensuales justificados como dietas.

Esta “práctica irregular” dentro de la FMC suponía la entrega de cantidades mensuales a los miembros del comité ejecutivo en concepto de dietas y desplazamientos que no tenían justificación, se señala.

Según la Fiscalía de Barcelona, no será hasta que se practiquen estas diligencias de investigación cuando la Fiscalía Anticorrupción solicitará “las declaraciones de imputados que sean pertinentes en la fecha y momento procesal oportuno”.

El cobro de esta dietas ha provocado hoy un terremoto político después de que la acusación popular en el caso Mercurio, la Plataforma Sabadell Lliure de Corrupció, hizo público ayer los presuntos sobresueldos, que sumarían más de 200.000 euros.

El atestado policial indica que los alcaldes percibían mensualmente una cantidad fija “no por las actividades, intervenciones, reuniones, actos y desplazamientos relacionados con la Federación, sino por el rango que ostentan en el organismo”.

Los Mossos d’Esquadra consideran que dichos pagos “no tendrían justificación” porque se corresponden con meses de inactividad en los que no se habían celebrado reuniones.

La mayoría de alcaldes investigados ya se han apresurado a defender su honradez, mientras que sus respectivos partidos les han pedido que de forma cautelar devuelvan el dinero percibido, sin que ello implique reconocer que hayan actuado ilegalmente.

El secretario general de la FMC, Adolfo Moreno Sansano, ha sido destituido de forma fulminante en una reunión extraordinaria del comité ejecutivo de esta entidad, en la que también se ha acordado crear una cuenta para que los alcaldes investigados que lo deseen “puedan depositar las percepciones económicas del período 2011-2012”.

Según el comité ejecutivo, los alcaldes investigados podrán tener “una defensa jurídica coordinada” pero ésta “no irá a cargo de la FMC”, la cual, en cambio, sí que abrirá “una línea de investigación interna para aclarar los hechos y delimitar las responsabilidades que corresponda”.

También desde la FMC, su presidente, Xavier Amor, ha explicado en rueda de prensa que esta entidad realiza un “análisis exhaustivo” de la gestión realizada antes de 2013 y, en función de los resultados, estudiará si tomará “medidas oportunas” con “la contundencia que haga falta”.

Amor ha expresado su “indignación” por una cuestión que afecta a la “honorabilidad de todos los alcaldes que se dejan la piel para trabajar por sus municipios, y se han visto inmersos” en la investigación sobre un supuesto cobro de sobresueldos.

La otra organización municipalista de Cataluña, la Asociación Catalana de Municipios (ACM), ha declinado pronunciarse sobre el caso de la FMC, si bien un portavoz de la misma ha puntualizado que “es un problema que no nos afecta a nosotros” porque el pago de sueldos “lo tenemos muy regulado y controlado”. El exsecretario general de la ACM, Josep Maria Matas, está imputado por desviar dinero de esta entidad. EFE