• La Fegamp y la Red Gallega de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social se adhieren a la Agenda Social única elaborada por la Xunta para dar un nuevo impulso a las familias con más dificultades
  • El documento especifica que la Fegamp y la Red Gallega de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social se comprometen a colaborar y cooperar en el desarrollo de las medidas que integran la Agenda Social única, y en la máxima coordinación efectiva entre las instituciones implicadas
  • Además de incluir medidas ya en funcionamiento, este acuerdo contiene nueve ámbitos “en los que entendemos que debemos avanzar de la mano”: apoyo a la renta, pobreza energética, vivienda, inclusión social, dependencia, infancia, sanidad, personal para los servicios sociales, entidades de iniciativa social y colaboración de otros agentes
  • Feijóo espera que todos municipios hagan su el manifiesto, “para que juntos lo podamos desarrollar adecuadamente” y tiende a mano de la Xunta
  • En la firma estuvo presente Alfredo García, alcalde de O Barco de Valdeorras, en su calidad de Presidente de la Fegamp
Autoría: Conchi Paz

Autoría: Conchi Paz

 

El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, valoró la adhesión de la Fegamp y de la Red Gallega de Lucha contra la pobreza y la exclusión a la Agenda Social Única, con el objetivo de unir esfuerzos en un nuevo impulso a las familias con más dificultades. “Con el compromiso que tenemos con las familias que tienen menos recursos, y especialmente con las familias con niños a cargo, con la ayuda y con el aval de la Red Gallega de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social, y con la decisión de hacer realmente efectivo el diálogo que haga posible a verdadera coordinación que le debíamos a todos los gallegos, firmamos esta Agenda Social Única para dar un nuevo impulso a las familias con más dificultades”, afirmó.

Tras la firma, Feijóo aseguró que con este acuerdo “plasmamos la coordinación que nos exige la ley de Servicios Sociales, que pone de manifiesto que esta competencia no es exclusiva de nadie, sino compartida entre la Comunidad y los ayuntamientos; pero también lo que la sociedad nos reclama, porque todos tenemos un papel que jugar y que debemos asumir de forma responsable”.

No en vano, el documento pone de manifiesto que esta Agenda Social, cuyas medidas están dirigidas de manera prioritaria a hogares con menores de 16 años a cargo y con ingresos de trabajo inferiores a los umbrales de la Risga, es una respuesta adecuada para promover la inclusión social.

Asimismo, especifica que la Federación Gallega de Municipios y Provincias y la Red Gallega de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social se comprometen a colaborar y cooperar en el desarrollo de las medidas que la integran la Agenda Social Única, y en la máxima coordinación efectiva entre las instituciones implicadas, para promover la inclusión social de las personas y familias más vulnerables, y paliar de este modo los efectos de la exclusión y luchar contra las causas que la provocan.
El texto ponen de manifiesto también el compromiso en la difusión de la Agenda Social de Galicia entre los restantes actores relevantes del campo de los Servicios Sociales para conseguir su implicación y apoyo expreso.
Feijóo quiso dirigir el primer mensaje de su intervención a las personas y a las familias que inspiran el acuerdo firmado. “Los responsables públicos hablamos de ellos con frecuencia. A menudo nos referimos a las personas que peor lo están pasando como la primera de nuestras prioridades. Y, en efecto, así es, desde hace mucho tiempo, en la mayoría de los casos y en la mayoría de las instituciones. Con independencia del nivel administrativo, con independencia del color político, con independencia de que haya más o menos recursos económicos disponibles. La primera prioridad de cualquier gobierno responsable fue, es hoy y será siempre: las personas que peor lo están pasando”, sentenció.
Durante su intervención, el presidente del Gobierno gallego precisó que el acuerdo contiene nueve ámbitos “en los que entendemos que debemos avanzar de la mano”.

1.- Medidas de apoyo a la renta

– Desde la Xunta se ratifica el compromiso de agilizar la tramitación de las RISGA para que la lista de espera se acerque la cero. Y se mantiene la voluntad de seguir incrementando las ayudas de inclusión social, que son hoy un 55 % más que en 2009, así como blindar los anticipos de las mismas para que sus beneficiarios puedan disponer de ellas lo antes posible

– Y, por la parte de los ayuntamientos, se contemplan ayudas complementarias para personas que estén en situación de tramitación de la RISGA o que no tengan derecho a su percepción. Así como ayudas para cubrir gastos de desplazamiento por la asistencia a programas sociosanitarios.

2.- Medidas de lucha contra la pobreza energética

– Además del tique eléctrico actualmente en vigor, que beneficia a 4.000 familias, y del programa de ayudas -también en vigor- para evitar cortes de luz, y que supone el pago de hasta dos mensualidades de la factura eléctrica, se incorpora la previsión de completar el tique eléctrico en los casos en que sea preciso, para aquellas familias con menores o discapacitados a cargo con ingresos inferiores al 1,5 del IPREM. Una iniciativa a desarrollar en colaboración con los ayuntamientos de las siete grandes ciudades.

3.- Medidas de atención a la vivienda

– Además de la puesta en marcha del Programa Reconduce para buscar una alternativa habitacional a los afectados por una ejecución hipotecaria; del Bono de Alquiler Social, cuando la pérdida de la vivienda se debe al impago de un alquiler; del convenio con el Consejo General del Poder Judicial para poder activar un protocolo inmediato en el momento en que se detecta un caso; y del Programa de Viviendas Vacías en colaboración con los ayuntamientos.

– Se ampliará el Programa Reconduce: incorporando como posibles beneficiarios a las personas afectadas por no pago de alquiler, y con un refuerzo de los recursos con la creación de una oficina en cada provincia, con la implicación de los ayuntamientos a través de los servicios sociales comunitarios.

– Se pondrá en marcha un complemento del Bono Alquiler Social, de manera que los ayuntamientos también hagan una aportación económica –que se sume a la de la Xunta- y que cubra una mayor parte del alquiler.

– Asimismo se activará, también con los ayuntamientos, un Servicio de Acogida Básica, un servicio de alojamiento de media o larga estancia y recursos para la cobertura de las necesidades de carácter básico, que incluya el desarrollo de un acompañamiento técnico promotor de la inclusión social.

– Y se pondrá en marcha un Servicio de Atención Urgente, que coordine el sistema de servicios sociales con otros sistemas para abordar en primera instancia situaciones de desprotección imprevistas, en un horario complementario al funcionamiento de los servicios sociales.

4.- Medidas de promoción de inclusión social

– Apertura de una nueva línea en la convocatoria de subvenciones a Ayuntamientos para financiar gastos derivados de la construcción, ampliación, reforma y mejora de centros de emergencia e inclusión social.

5.- Medidas para atención a la dependencia

– Se refuerza el Servicio de Ayuda en el Hogar a Personas Dependientes, con el incremento en más de un millón de horas de esta prestación a domicilio.

6.- Medidas de ayuda a los ámbitos más sensibles, como la infancia y la sanidad

– En el ámbito de la infancia: seguir desarrollando el Programa de intervención con la infancia y su familia, para tratar situaciones de vulnerabilidad con niños menores de 16 años, en situación de pobreza y vulnerabilidad y sus familias. Con el objetivo de beneficiar a más de 1.000 familias de las siete grandes ciudades de Galicia.

– En la sanidad: apertura desde la Xunta de una línea de ayudas a los ayuntamientos, que apoyará la cobertura del 40% de los precios de los medicamentos de las familias en dificultades, y que –con todo- los ayuntamientos que lo deseen podrán completar

7.- Medidas de apoyo a la contratación de personal para los servicios sociales

– En este 2016 se implantará un Programa de educación y apoyo familiar, a través de una nueva línea de subvenciones a los ayuntamientos para desarrollar una intervención técnica especializada en procesos de inclusión social o sociolaboral con menores a cargo.

– Actualización de los módulos económicos del Plan Concertado, con una subida del 12% en el gasto autonómico correspondiente a la financiación del personal de los servicios sociales comunitarios.

– Se reforzarán los equipos profesionales de los servicios comunitarios municipales, a través de la financiación de más de medio ciento de nuevas plazas públicas de trabajadores sociales (38) y de titulados superiores (psicólogos, pedagogos y psicopedagogos- 15) para ayuntamientos de más de 20.000 habitantes.

– También se implantará la Red Gallega de Atención Temprana, mediante una línea nueva de subvenciones dirigida a las entidades locales para facilitar la creación así como impulsar el funcionamiento y la consolidación de los servicios de atención temprana. El objetivo es dar respuesta el antes posible a las necesidades que presentan los niños y niñas de 0 a 6 años con trastornos en el desarrollo.

8.- Acompañamiento a entidades de iniciativa social

– Mejora de las ayudas a los centros de emergencia e inclusión social, con la apertura de una nueva línea en la convocatoria de subvenciones a entidades de iniciativa social para financiar gastos derivados de la construcción, ampliación, reforma y mejora de los centros.

9.- Busca de colaboración de otros agentes

– Medidas como las que están ya en vigor, por ejemplo, con entidades financieras para que cedan viviendas vacías. Y que se extenderán siempre que haya margen para dotar la lucha contra la exclusión de un nuevo aliado

Feijóo concluyó incidiendo en que con este acuerdo se le da una mejor atención la quien más lo precisa a través de un mayor protagonismo de las asociaciones que luchan contra la pobreza y garantizando una mayor coordinación con los ayuntamientos. “Y es un acuerdo que intenta no dejar fuera de él la ningún ámbito de actuación que precisen las personas que más dificultades tienen”, añadió.

El titular de la Xunta insistió en que luchar contra la pobreza no es patrimonio exclusivo de nadie, sino responsabilidad de todos, y expresó su deseo de que todos los municipios hagan su este acuerdo, “para que juntos lo podamos desarrollar adecuadamente. A mano de la Xunta está tendida y el protocolo está detallado. El único que resta es ponerlo en práctica en cada caso, en cada situación”, aseveró.