• El conductor  fue sorprendido por los agentes en la A-52, a su paso por Allariz

Agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, que estaban realizando un servicio de control de velocidad en “modalidad dinámica”, sorprendieron a un turismo marca BMW, matrícula francesa, a 205 kilómetros hora por la Autovía Rías Baixas (A-52), a su paso por el término municipal de Allariz.

El conductor del vehículo, de nacionalidad francesa, adelantó al propio coche de los agentes, quienes procedieron a darle el alta y a denunciarlo.

Dicha infracción es considerada como muy grave y es sancionada con una multa de 600 euros, que el conductor tuvo que abonar en el momento al no ser residente y supone la detracción de 6 puntos del permiso de conducción.

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense recuerda que la velocidad excesiva o inadecuada es causa directa de una gran parte de los accidentes de circulación, agravando notablemente las lesiones sufridas en caso de siniestro vial. Además, añade, que se trata de conductas que ponen en peligro no sólo la vida del conductor sino también de terceros que circulan por dichas vías.