• El Sergas pacta un incremento de 308 nuevas plazas en Atención Primaria para reducir el número de pacientes por profesional
  • En concreto, 80 plazas serán para medicina de familia y otras 20 para pediatría
  • Con esta nueva mesa sectorial extraordinaria, Sanidad continúa cumpliendo los acuerdo en el ámbito de Atención Primaria conseguidos el pasado 8 de abril
  • Entre las mejoras acordadas para el nombramiento estatutario de continuidad, destacan la libranza al día siguiente de las guardias en el PAC, la programación mensual fijada en un 80% y la equidad en el reparto de guardias

 

El Servicio Gallego de Salud acordó un incremento de 308 nuevas plazas para atención primaria con el objetivo de disminuir las ratios actuales de pacientes por profesional. Sanidad continúa así cumpliendo los compromisos conseguidos en el ámbito de Atención Primaria del pasado 8 de abril. Esta medida contó con el apoyo de los sindicatos CESM, CSIF, UGT y SATSE en la mesa sectorial extraordinaria celebrada esta mañana.

El departamento sanitario gallego acordó dotar, en el período 2019-2021, un total de 80 plazas de medicina de familia, 20 de pediatría, 4 de farmacia de primaria, 130 de enfermería, 40 de fisioterapia, 20 de matrona y 14 de trabajador social.

En la mesa sectorial de esta mañana también se adoptaron diversas mejoras para los profesionales contratados con el nuevo modelo de nombramiento de personal estatutario de continuidad. Este tipo de contrato es una nueva modalidad contractual -aprobada en mesa sectorial el pasado 15 de enero- para vínculos temporales del personal médico de familia y pediatras de atención primaria del Sergas, que prevé contratos con un mínimo de un año de duración y tres años de máximo.

En este sentido, el personal de medicina de familia con nombramiento eventual de continuidad que realice una guardia de, al menos, 17 horas en un Punto de Atención Continuada, tendrá derecho a la libranza común inmediata que se inicie el mismo día. También se procederá a la fijación de un 80% de la programación mensual de trabajo de este personal, mejorando el porcentaje del 60% actual. Al mismo tiempo, se procurará la equidad en la distribución de las guardias en sábado, domingo y festivo.

Este nuevo contrato persigue una mayor estabilidad del personal lo que redundará, sin duda, en una mejor atención sanitaria y en una mayor fidelización de los recursos humanos disponibles. Los profesionales también mejoran en igualdad de derechos tales como vacaciones, permisos, descansos y jornada, y en igualdad de retribuciones, con complemento de productividad hizo y variable.