• Tráfico señala que no hubo que lamentar accidentes y que el reto es que nadie tome el volante si bebe o toma drogas

Controles de Tráfico en Allariz

 

La  “Festa do Boi 2017” de Allariz, acontecimiento taurino que congrega gran cantidad de, y a la que acuden jóvenes de toda la geografía gallega contó con un dispositivo especial de Tráfico.

Así, con el fin de garantizar la seguridad vial de todos los conductores y peatones, el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense estableció un dispositivo especial de vigilancia y control de los conductores que circulaban en torno a la villa alaricana, que contribuyó a que no se desencadenase ningún accidente.

El dispositivo se basó principalmente en comprobar el estado de los conductores, realizando pruebas de alcohol y drogas, principalmente durante el fin de semana del 16 al 18 de junio. Se realizaron 2327 pruebas de drogas y alcohol, destacando que tan sólo 3 dieron positivo en drogas. No obstante, el objetivo que persigue la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, es conseguir que no se produzca ningún positivo al volante.

La nota discordante fueron los 52 positivos por consumo de alcohol que en esos tres días fueron detectados. Ello pone de manifiesto que hay que seguir vigilando y realizando controles, para conseguir que los conductores se conciencien de que deben ponerse a los mandos del vehículo en plenas condiciones psicofísicas, tanto a la hora de ir al trabajo, como a la de acudir a divertirse.

Los conductores que dieron positivo en alcohol y drogas no pudieron seguir conduciendo, lo que fue decisivo para que no se produjera ningún accidente y la celebración se desarrollara con normalidad.